Pablo Hermoso fue el triunfador sale en hombros de la arena Coliseo Yucatán

Mérida.- La tarde de hoy el Coliseo Yucatán se deleitó bajo las suertes del rejoneador español, Pablo Hermoso de Mendoza quién salió triunfante con dos orejas, completaron el cartel Arturo Saldívar y Fermín Espinosa "Armillita".

Mérida.- La tarde de hoy el Coliseo Yucatán se deleitó bajo las suertes del rejoneador español, Pablo Hermoso de Mendoza quién salió triunfante con dos orejas, completaron el cartel Arturo Saldívar y Fermín Espinosa «Armillita».


Mérida Yucatán a 02 Marzo 2015.-
Pablo Hermoso de Mendoza el rejoneador español fue el triunfador de la quinta fecha de la temporada taurina 2014-2015, luego de tener una tarde redonda al cortar dos orejas y salir en hombros de la arena Coliseo Yucatán.

El triunfador de la plaza fue el primero en ver acción al torear a Pájaro Azul de 530 kilogramos.

El esperado rejoneador mostró su calidad y experiencia, lo cual el publico fue reciproco con el y se lo agradeció con aplausos. Lucio en todo momento sobre sus caballos que mostraron una agilidad y movimientos perfectos para provocar en varias ocasiones al toro.

Sus rejones de castigo fueron certeros, mientras que el rejón de muerte fue preciso y eso le costo haberse ganado su primera oreja de la tarde.

El español hizo lo que quiso con sus rivales y en su segunda aparición volvió a mostrar su destello de calidad ante su rival Montejo de 588 kg.

Su ultima aparición fue la mas aplaudida por los aficionados yucatecos. !Ole, ole!, le gritaban al rejoneador por sus buenas intervenciones con el burel.

El toro respondió en todo momento al llamado de Pablo, sin embargo, a la hora de acabar con su oponente fallo en su primer intento con el acero y en la segunda estocada fue eficaz para que el juez Ulises Zapata le otorgue su segunda oreja.

También se llevo la ovación del respetable al poner par de banderillas en sus dos actos.

El matador Arturo Salivar también expuso su capacidad en el ruedo y en su segundo ejemplar se ganó al publico toreando a Caminante de 490 kilogramos.

Su ejemplar salió con energía e hizo ver bien al mexicano, quien con el capote dio buenas faenas y con la muleta dominó a su oponente con derechazos para mantener los ánimos a flor de piel en la arena Coliseo de Yucatán.

En su primer intento con la espada fracaso, sin embargo, en la segunda estocada no perdonó y enterró el acero con enjundia.

El hidrocálido Fermín Espinosa tuvo una tarde gris en la capital yucateca y se regreso a su estado con las manos vacías.

 

También te podría gustar...

Comentários no Facebook

error: Derechos reservados.