Conmemora IMSS Yucatán el día mundial de la lepra con difusión de medidas preventivas

leproso-d-e-e-

  • Existen dos tipos de lepra más comunes: la tuberculoide y la lepromatosa. Ambas formas ocasionan úlceras en la piel, pero esta última es la que representa una mayor gravedad a quien la padece
  • La prevención consiste en evitar el contacto físico cercano con personas que no hayan recibido tratamiento, mientras que los pacientes que han sido tratados con medicamentos prolongados se vuelven no infecciosas 

Mérida Yucatán a 23 Enero 2015.- La lepra es una enfermedad conocida desde los tiempos bíblicos que provoca úlceras cutáneas, daño neurológico y debilidad muscular que empeora con el tiempo; a pesar de lo que mucha gente cree, si es tratada de una forma correcta la lepra no es contagiosa, expresó Marcelino López Balam, médico epidemiólogo del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) Yucatán, esto en el marco del Día Mundial de la Lepra, que se realiza el 25 de enero. 

Explicó que la única forma de contraer la enfermedad es exponiéndose durante varios años (podrían ser hasta cinco), directamente al bacilo Mycobacterium leprae, causante del padecimiento. 

Existen dos tipos de lepra más comunes: la tuberculoide y la lepromatosa. Ambas formas ocasionan úlceras en la piel, pero esta última es la más grave, ya que produce grandes protuberancias e hinchazones conocidos como nódulos. 

Por otro lado, la lepra tuberculoide es el tipo menos dañino para el organismo y su tratamiento puede durar de dos a seis meses; además de tener la característica de no diseminarse a otras áreas del cuerpo afectando sólo la piel y nervios. 

Los síntomas principales de este padecimiento son las lesiones cutáneas que se caracterizan por ser más claras que el color normal de la piel, en las cuales no hay ninguna sensibilidad, sudor y se cae el vello. A esto se le conoce como las tres AAA, (Anestesia, Anhidrosis y Alopecia). Además de que las lesiones no presentan mejoría después de algunas semanas o meses. 

De igual forma se puede manifestar una debilidad muscular, entumecimiento o ausencia de sensibilidad en manos, brazos, pies y piernas; así como llegar a padecer una afección ocular, úlceras nasales y anemia.

Las pruebas para saber si se tiene lepra son cutáneas, ya que a primer instancia se deben diferenciar las dos formas de la lepra; de igual manera se puede realizar una biopsia de la lesión en la piel o examen de raspado de la misma.

Para su tratamiento se utilizan antibióticos diferentes para destruir las bacterias que la causan, así como el ácido acetilsalicílico para controlar la inflamación. En casos más avanzados se da atención quirúrgica a las extremidades para evitar deformidades.

Por lo general, este tratamiento se prolonga por años, esto se debe a que al suprimirlo es posible que pudiera presentarse un recrudecimiento, por lo que un diagnóstico temprano de la enfermedad es de suma importancia ya que al tratarse la lepra oportunamente limita el daño, evita que la persona propague la enfermedad y le permite llevar un estilo de vida normal.

Se debe de consultar con el médico si tiene síntomas de lepra, la prevención consiste en evitar el contacto físico cercano con personas que no hayan recibido tratamiento, mientras que los pacientes que han sido tratados con medicamentos prolongados se vuelven no infecciosas (no transmiten el microorganismo que causa la enfermedad).

También te podría gustar...

Comentários no Facebook

error: Derechos reservados.