Se desploma popularidad de Nicolás Maduro

El vicepresidente de EU, Joe Biden (izq.), habló unos instantes el jueves con Nicolás Maduro, durante la investidura de la brasileña Dilma Rousseff.

El vicepresidente de EU, Joe Biden (izq.), habló unos instantes el jueves con Nicolás Maduro, durante la investidura de la brasileña Dilma Rousseff.

Una encuestadora reveló que el mandatario venezolano arrancó el año con una aprobación de 22 por ciento

CARACAS, 3 de enero.— La encuestadora venezolana Datanálisis señaló que el presidente Nicolás Maduro arrancó el año 2015 con una aprobación de 22 por ciento, muy por debajo de la popularidad que tenía el fallecido mandatario Hugo Chávez.

El director de la empresa, José Gil Yépez, señaló que la baja aprobación del Presidente presenta un escenario difícil para el gobernante Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) con miras a las elecciones legislativas, previstas para el segundo semestre de 2015.

“Generalmente hay una correlación altísima entre aprobación de gestión y los votos que recibe el Presidente o sus causas, eso viene así desde hace dos décadas”, dijo en el canal de noticias Globovisión.

“Si dijimos que el Presidente tenía 22 por ciento de aprobación de gestión, pues los números nos indicarían que tendería a tener ese 22 por ciento de votos por sus diputados (…). Eso pone al sector chavista en una situación muy difícil”, agregó.

Gil señaló que la aprobación de Maduro perdió alrededor de diez puntos con el paso de los meses en 2014, cuando los venezolanos enfrentaron una inflación oficial de 64 por ciento, un alto desabasto y al final del año la caída de los precios petroleros.

Agregó que el nivel de aceptación de Chávez antes de morir el 5 de marzo de 2013 era de 65 por ciento, más del doble de la popularidad actual de Maduro.

“La identificación con el PSUV era de 40 por ciento y está en unos 16 puntos. Todo esto está comprometiendo al gobierno a que tenga un buen despliegue en estas elecciones de diputados”, indicó la fuente.

Se encuentra con Biden

La toma de posesión de la presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, el jueves, para su segundo mandato fue el escenario para el primer encuentro del presidente Maduro y el vicepresidente de EU, Joe Biden, tras las sanciones de EU contra altos funcionarios venezolanos.

Después de un estrechón de manos, el mandatario venezolano pidió “relaciones de respeto” con Washington, mientras el número dos de EU se limitó a elogiar la cabellera de Maduro.

“¿Qué le pedimos nosotros a Estados Unidos? Lo que le dije al vicepresidente Biden, lo he dicho mil veces, en público y en privado, relaciones de respeto, más que nada”, dijo Maduro ayer a periodistas después de una reunión con Rousseff.

“Yo creo que él (Biden) se dio cuenta, el tiempo que estuvo, del tipo de relaciones que tenemos (…), trabajamos de manera hermanada, cooperamos permanentemente, gobierno de centro-izquierda, centro-derecha, gobiernos revolucionarios”, siguió.

Biden le dijo a Maduro: “si tuviera su cabellera, sería Presidente de Estados Unidos”. El comentario le ganó una carcajada del venezolano.

Por otra parte, la presidenta Dilma Rousseff recibió a Maduro para analizar varios temas bilaterales, entre ellos, una ampliación de la cooperación en sectores como la industria y la tecnología.

También te podría gustar...

Comentários no Facebook

error: Derechos reservados.