Senado acusa a IFT de violar nueve artículos

La controversia constitucional fue presentada por Miguel Barbosa en su calidad de presidente de la Mesa Directiva del Senado

La controversia constitucional fue presentada por Miguel Barbosa en su calidad de presidente de la Mesa Directiva del Senado


Asegura en demanda de juicio de controversia que el instituto “excedió su ámbito de competen-cia”

CIUDAD DE MÉXICO, 26 de diciembre.– El Senado de la República acusó al Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) de violar nueve artículos de la Constitución al negarse a aplicar la portabilidad numérica inmediata en noviembre pasado, establece la demanda de juicio de inconstitucionalidad que interpuso esta instancia legislativa ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación y de la cual EXC. tiene copia.

“La violación constitucional que da lugar a la tramitación de este juicio de controversia proviene del ejercicio extralimitado de atribuciones que el Instituto Federal de Telecomunicaciones corresponden (…) Los hechos o abstenciones que constan a la parte actora, antecedentes del Acuerdo General cuya validez se demanda, y consecuentemente fundamentado de los conceptos de invalidez que en este juicio se sustentan”, dice el escrito recibido por la Corte y en el cual el Senado pide que se considera a la Cámara de Diputados como tercero interesado.

Una vez recibida esta demanda de controversia, la Suprema Corte estableció 30 días hábiles al Instituto Federal de Telecomunicaciones para que presente los argumentos que considere pertinentes para responder al Senado.

La demanda, presentada por Luis Miguel Barbosa en su calidad de presidente de la Mesa Directiva del Senado, recuerda que el Congreso de la Unión aprobó una reforma en materia de Telecomunicaciones para colocar al país en la vanguardia de este tema, incluidos los derechos de los usuarios.

“Conviene destacar que una de las finalidades de las telecomunicaciones es que los usuarios puedan contar con más servicios, de mejor calidad y a precios asequibles, para lo cual dichos usuarios tienen derechos generales como consumidores y derechos especiales en cuanto a la naturaleza de los servicios de telecomunicaciones, los cuales deben prestarse sin discriminación alguna a todos los usuarios.

“Entre dichos derechos encontramos el de que los usuarios estén debidamente informados, con el propósito de que puedan tomar decisiones apropiadas con base en sus requerimientos, que la información sea clara, estar actualizada y ser de fácil comprensión.

“Ahora bien, dentro de los derechos especiales de los usuarios para el sector de telecomunicaciones se encuentran el de conservar su número aun cuando se cambien de prestados de servicios de telecomunicaciones; es decir, la portabilidad numérica”, detalla el escrito.

El Senado recuerda que la importancia de la portabilidad radica en que “el número telefónico es un vehículo de identificación del usuario o titular de la línea correspondiente, por lo que resulta incuestionable que la posibilidad de que el número no pueda transferirse entre concesionarios o prestadores de servicio o que se sujete a requisitos injustificados, constituye un obstáculo para que el usuario mismo pueda elegir al concesionario o al prestado de servicio que desee, pues la conservación del número significa un activo de incomparable valor para el usuario, ya que es precisamente a través de ese identificador que el derecho a la comunicación se materializa entre usuarios”.

Añade que el IFT “excedió su ámbito de competencia, por haber expedido, a su vez, normas generales que contradicen o exceden los principios contenidos en la ley, el cual es el marco jurídico por debajo del cual se encuentran y con respecto al cual se debe siempre ajustar su actuar y, en el caso concreto, emitir sus disposiciones reglamentarias técnico-operativas”.

Polémica 

El Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) modificó las fechas de la portabilidad numérica, por lo que el Senado presentó una controversia constitucional ante la Suprema Corte.

El 6 de noviembre el Instituto Federal de Telecomunicaciones emitió los lineamientos de portabilidad numérica que los concesionarios tendrían que seguir y otorgó un plazo de 90 días adicionales a las telefónicas para realizar los ajustes técnicos correspondientes que permitan el cambio de compañía en un máximo de 24 horas a partir de la solicitud.

“El IFT manifiesta su respeto a las decisiones del Senado de la República y celebra la utilización de las vías institucionales para la resolución de cualquier diferencia de la interpretación en el cumplimiento”, expresó el regulador mexicano.

El Senado de la República señaló que la interpretación del texto legislativo era incorrecta y que el IFE se extralimitaba en sus funciones, y aseguró que violentaba el artículo 38 transitorio de la Ley Federal de Telecomunicaciones y Radiodifusión.

También te podría gustar...

Comentários no Facebook

error: Derechos reservados.