El PRD da voto de confianza pero asegura que se mantendrá vigilante

Mérida Yucatán a 01/Octubre/2014/.- El día de ayer después de una larga discusión en el seno del Consejo General del Instituto Nacional Electoral, fue aprobada por unanimidad, junto con otras designaciones correspondientes a 17 Estados de la República, el Acuerdo por el que se designa a la Consejera Presidenta y a los Consejeros y Consejeras Electorales que integrarán a partir del día de hoy, el Consejo General de Instituto  Electoral y de Participación Ciudadana de Yucatán como  Organismo Público Local Electoral.

Aun cuando celebramos esa designación en la que se incorporan al nuevo Órgano electoral profesionistas a los que reconocemos por su trayectoria, capacidad y experiencia en materia electoral, en congruencia con lo expresado el día de ayer por nuestro Representante ante el Consejo General del INE, lamentamos que en el momento más importante de dicho proceso de designación se haya impuesto una inexplicable opacidad que atenta contra el nuevo Principio de Máxima Publicidad, al no haberse entregado junto con el Proyecto de Acuerdo de Designación, los Dictámenes y la documentación necesaria para un análisis riguroso del referido Acuerdo que hubiera permitido una discusión sustentada en el elementos objetivos que dieran plena Certeza a ésta que consideramos es una de las primeras decisiones trascendentales del Consejo General del Instituto Nacional Electoral.

Celebramos que nuevamente en Yucatán, el máximo Órgano de Dirección del Instituto Electoral, esté presidido por una mujer a quien le reconocemos ciertamente, no tenía ni tiene la necesidad de algún respaldo partidista para acceder al cargo que se le ha conferido: El Mejor apoyo y respaldo que tuvo la Ciudadana María de Lourdes Rosas Moya para acceder al cargo de Presidenta del Instituto Electoral es sin duda alguna una trayectoria brillante en el Instituto Federal Electoral, que seguramente aportara experiencia y profesionalismo al Instituto Electoral de Yucatán.

A la nueva Consejera Presidenta, Consejeros y Consejeras Electorales, el Partido de la Revolución Democrática les externa su confianza y les manifiesta desde ahora que estaremos vigilantes de su debida actuación.

Por ello advertimos desde ahora y con el antecedente denunciado por diversos actores respecto a la actitud de algunos Consejeros y Consejeras Electorales del Consejo General del Instituto Nacional Electoral, exhortamos respetuosamente a quien pudiera tener la intención de ello, a desistir de los intentos de crear en seno del Órgano Electoral de Yucatán, “bloques de presión” orientados a conformar mayorías automáticas que hagan nugatoria la toma de decisiones libres de presiones por la vía del amago o del chantaje.

Así mismo y aun reconociendo el derecho a la vida privada de cada uno de los nuevos funcionarios electorales, a efecto de no generar un “rio revuelto, con ganancia de pescadores” le exhortamos respetuosamente a cuidar las formas de vinculación con actores políticos y de gobierno y a no estar “pavoneándose” o exhibiéndose en detrimento de la imagen de independencia que están obligados a preservar.  Vale la pena apuntar a manera de Consejo: “Dime con quién andas y te diré los intereses que representas”.

En lo inmediato los nuevos Consejeros tendrán la gran responsabilidad de realizar los trabajos y acciones necesarias, para la preparación del Proceso Electoral Local que iniciará en unos cuantos días. Por ello hacemos un llamado respetuoso a efecto de que revisemos y evaluemos las acciones que debieron realizar los funcionarios de la Junta General Ejecutiva del Instituto Electoral, que por lo menos tuvieron dos meses, posteriores a la emisión de las nuevas leyes electorales para preparar a manera de Proyectos, Acuerdos y Planes de Trabajo que deberá aprobar el Consejo General en los próximos días.

Por último hacemos un llamado respetuoso a los demás actores políticos y de gobierno a que nos comprometamos a preservar la independencia de los funcionarios electorales que el día de hoy han rendido la protesta de ley: La promoción de reuniones clandestinas con los nuevos Consejeros y Consejeras Electorales con miras a llevar “agua a su molino” puede ser un mal principio que les aseguramos no tendrá para nadie un buen final.

También te podría gustar...

Comentários no Facebook