SE REFUERZA VIGILANCIA Y MONITOREO DE SISTEMAS TROPICALES EN EL ATLÁNTICO, MAR CARIBE Y GOLFO DE MÉXICO

logo-conaguaAl hacer un balance de la actual temporada de ciclones tropicales en la cuenca del Atlántico, el Director General del Organismo de Cuenca Península de Yucatán de la Conagua, Roberto Pinzón Álvarez, destacó que si bien “se han formado apenas dos sistemas con nombre, Arturo y Bertha, no es momento que la sociedad baje la guardia y puede confiar que mantenemos en esta época una mayor vigilancia y monitoreo en la región”.

De acuerdo con las estadísticas y reportes históricos, del 20 de agosto al 20 de septiembre se considera el periodo de mayor actividad ciclónica en el Atlántico, Mar Caribe y Golfo de México. Ello se debe a que en ese lapso de tiempo se combinan las condiciones atmosféricas y oceánicas idóneas para la formación de esos sistemas. El día considerado de mayor generación de sistemas tropicales es el 10 de septiembre, de acuerdo también a estadísticas.

“Históricamente durante agosto y septiembre se presentan poco más del 60% de los sistemas tropicales de toda una temporada”, añadió.

Apuntó que varios son los elementos que provocan la formación y desarrollo de un mayor número de sistemas tropicales: la temperatura en la superficie del mar que, en algunas regiones, pudieran alcanza sus valores más altos y que pueden ser superiores a los 30º C, mayor ocurrencia de vientos débiles en altura y aparición de sistemas de baja presión u ondas tropicales con mayor regularidad.

Reiteró que los sistemas que se forman en la cuenca del Océano Atlántico y Mar Caribe durante los meses de agosto y septiembre generalmente son de grandes recorridos y trayectorias.

Por lo anterior, la vigilancia y el monitoreo en la región por parte del Servicio Meteorológico Nacional y del Organismo de Cuenca Península de Yucatán se acentúa con la finalidad de ofrecer un reporte oportuno a la población, pues con eso se minimizarán los riesgos en la pérdida de vidas humanas y daños en infraestructura.

Aunque ningún sistema tropical ha afectado de manera directa a la región, el exhorto a la población es no confiarse y a las autoridades a no relajar las medidas de prevención, además de que estén muy al pendientes de los avisos y boletines meteorológicos que se difundan a través de diversos medios”.

De acuerdo con estadísticas del organismo, en septiembre se genera el 35% de los sistemas tropicales de la temporada, esto debido a que en la zona del Atlántico se dan las condiciones necesarias para la formación de esos fenómenos. En agosto, también de acuerdo con reportes históricos, se forma el 26% de los sistemas tropicales en la región.

“Esto no significa que necesariamente se tengan que formar sistemas tropicales en agosto y septiembre, aunque si las posibilidades aumenta, por lo que el monitoreo y vigilancia por parte de la Conagua se ve reforzado para dar un aviso oportuno a la población”.

En tal sentido, al hacer un balance a poco más de dos meses que inició la temporada de ciclones tropicales en el Atlántico, Pinzón Álvarez subrayó que se han formado en la cuenca dos huracanes con nombre: Arturo y Bertha, los cuales no representaron riesgo para México o para algún otro país.

“En estos dos meses y medio, a diferencia de lo que está ocurriendo en el Océano Pacífico, hemos tenido una temporada no muy activa en el Atlántico y ello se ha debido a la combinación de varios factores: el primero de ellos es que las temperaturas en la superficie del mar en el Atlántico han rondado los 25º C y los 26º C, cuando lo necesario es de 27º C”.

“El segundo elemento, y no menos importante, es que los vientos en altura en la cuenca del Atlántico y en el Caribe han sido fuertes. Es decir, principalmente en junio y julio se detectaron vientos en niveles altos de la atmósfera entre los 40 y los 50 nudos, cuando lo adecuado para el desarrollo de un sistema es entre los 5 y los 10 nudos, por lo menos”. Explicó que cuando los vientos en altura son fuertes se rompe la circulación de un sistema tropical.

“Y otro elemento que de igual manera ha limitado el desarrollo y fortalecimiento de sistemas tropicales es la presencia de aire seco en amplia zona del Atlántico y del Caribe. La humedad en una región es el combustible que permite el fortalecimiento de una baja presión u onda tropical”.

También te podría gustar...

Comentários no Facebook

error: Derechos reservados.