Consumada la Reforma Energética en el Senado; va al Ejecutivo

Aprueba el Pleno último dictamen fiscal; pasivos laborales desatan severo enfrentamiento

El Senado aprobó la noche de este miércoles en lo general y en lo particular por mayoría absoluta -78 a favor y 26 en contra- el último dictamen fiscal energético referente a la Ley Federal de Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria (Cuartoscuro)

El Senado aprobó la noche de este miércoles en lo general y en lo particular por mayoría absoluta -78 a favor y 26 en contra- el último dictamen fiscal energético referente a la Ley Federal de Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria (Cuartoscuro)

CIUDAD DE MÉXICO, 6 de agosto.- Luego de un ríspido y controvertido debate en torno a los pasivos laborales de Pemex y  de la CFE, el Senado aprobó  la noche de este miércoles en lo general y en lo particular por mayoría absoluta -78 a favor y 26 en contra- el último dictamen fiscal energético referente a la Ley Federal de Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria así como la Ley de Deuda Pública, incluyendo por cierto, esos pasivos laborales.
El Presidente de la Cámara Alta, Raúl Cervantes, detalló a sus compañeros que se remitía al Ejecutivo este paquete junto a los cinco restantes que ya están en Los Pinos, para la suscripción, promulgación y divulgación a través del Diario Oficial de la Federación de todas las reformas secundarias energéticas, tras 98 días de legislar en la materia.
David Penchyna, presidente de la Comisión de Energía, le dijo a sus pares que en el caso de los pasivos laborales, “Pemex y CFE tendrán que competir en igualdad de condiciones con otras empresas que han operado en mercados abiertos, no monopólicos y, por tanto, han optimizado sus condiciones laborales.
En esa perspectiva es que se ha introducido la posibilidad y hay que subrayarlo, como la posibilidad de que el gobierno federal asumiera parte del pasivo de pensiones y jubilaciones que hoy Pemex y CFE, bajo las premisas de que haya una reforma en los sistemas de pensiones de ambas instituciones. Es decir, estamos generando los incentivos correctos”.
Durante la sesión que duró poco más de 11 horas, el mayor enfrentamiento fue el del priista David Penchyna y el perredista Benjamín Robles Montoya, pues más allá de los señalados pasivos laborales, ambos se enfrascaron en alusiones personales, intercambiaron calificativos y confrontaron sus respectivos pasados, al grado tal que tuvieron que intervenir los coordinadores de ambas bancadas, Emilio Gamboa y Miguel Barbosa, respectivamente.

Penchyna también aprovechó la tribuna para revirarle a Manuel Bartlett que lo había calificado como un hombre sin ideas ni argumentos.

Aquí –le sentenció- hay muchos que hemos tolerado, tolerado la cantidad de infamias, mentiras del hombre que ha venido a contar una historia para tratar de ocultar el pasado, que seguramente no le acomoda, en esta incansable frustración de no haber alcanzado la Presidencia de México”.También hubo severas disputas entre Armando Ríos Piter, del Partido de la Revolución Democrática, y Roberto Gil, del PAN.
En menor grado, pero con igual vehemencia, intercambiaron insultos el panista Javier Lozano y el petista Manuel Bartlett. “Por bocón, le gritoneó Lozano, lo tuve que demandar en Puebla por daño moral, y le gané. Sentencia que usted no ha cumplido. Le gané por  mil salarios mínimos, el equivalente a 63 mil 670 pesos que usted no ha pagado. Además es mala paga. Además de hablador es mala paga”.
Al cerrar el telón de la quinta sesión del Periodo Extraordinario en el Senado, el presidente de la Mesa Directiva, Raúl Cervantes, enalteció el trabajo por casi 100 días para sacar adelante todo el paquete energético que es parte de la democracia argumentativa, deliberativa y constitucional que entre todos los mexicanos hemos conformado. Así, dio por terminado el periodo en medio de la ovación de priistas, panistas y del Verde que siempre apoyaron las reformas respectivas.

También te podría gustar...

Comentários no Facebook

error: Derechos reservados.