Los misterios de la libido: lo que más te suele atraer sexualmente de tu pareja

carinoso4Los cánones de belleza son una convención social, pero poco tienen que ver con la atracción sexual que una persona ejerce sobre otra. A la hora de valorar el sex appeal de una pareja, los factores emocionales tienen un mayor peso que los físicos, sobre todo con el paso del tiempo, por lo que se trata de una cuestión completamente subjetiva. Una persona que no sea especialmente guapa puede persuadirnos más que cualquier otra, mientras que alguien con unos atributos propios de pasarela puede dejarnos indiferentes.

La ciencia de la atracción física no ofrece teorías universales, aunque de los estudios realizados sobre esta cuestión sí nos ayudan a entender por qué seguimos sintiéndonos atraídos por alguien o por qué no. La psicóloga de la Universidad de Massachusetts y autora del best seller The Search for Fulfillment, Susan Krauss, ha recopilado algunos de los elementos que, según las investigaciones, pueden contribuir a que la chispa del amor no se apague.

Cuanto más, mejor
Estar en forma es un indicativo de la buena salud de una persona, y como tal es uno de los elementos que aumentan la atracción

Cuando los lazos sentimentales entre dos personas son fuertes, el tiempo podrá jugar en contra de la comunicación o de las altas expectativas depositadas en la vida marital, pero no de la atracción. Más bien al contrario. Según las conclusiones de un estudio sobre la evolución de las relaciones sexuales en los matrimonios, llevado a cabo por las sexólogas  Kristen Mark y Debby Herbenick, una buena parte de las mujeres encuestadas aseguraron que su satisfacción sexual aumentaba año tras año.

Cuanto más se hace el amor con alguien al que se quiere, más sexy parecerá, independientemente de los cambios físicos provocados por el envejecimiento. Al menos, en el caso de un alto porcentaje de las mujeres que participaron en el estudio, pues en el caso de los hombres no se ha ratificado esta hipótesis.

Vida saludable

Estar en forma es un indicativo de la buena salud de una persona, y como tal es uno de los elementos que aumentan la atracción. Esta es la conclusión de un estudio en el que participaron más de 1.500 personas, tanto hombres como mujeres, para quienes el estado de forma de sus parejas era proporcional a la excitación sexual que sentían por ellas.

Para los autores de la investigación, estos resultados se explican porque el ejercicio físico mejora el funcionamiento hormonal, lo que a su vez contribuye a mantener alta la lIbido.

El deseo durante la juventud

Las personas que durante su adolescencia y juventud fueron sexualmente más activas tienen muchas más probabilidades de sentir una mayor satisfacción en la cama con sus actuales parejas. Por el contrario, si durante esta etapa vital el deseo sexual era bajo, previsiblemente lo seguirá siendo en el matrimonio, según otro estudio realizado por la sexóloga Jannike Höglund en una muestra de 3.500 personas. Bien es cierto que existen estudios que han relacionado la vida sexual activa en la juventud con la tendencia a la infidelidad, pero también lo es que la atracción por el cónyuge será mayor.

Saber satisfacer
Dar y recibir es la máxima que suelen seguir en la cama las parejas que siguen disfrutando como el primer día

Identificar, entender y saber satisfacer las preferencias sexuales de la pareja es fundamental para garantizar que la llama del amor no se apague. Dar y recibir es la máxima que suelen seguir en la cama las parejas que siguen disfrutando como el primer día, según las conclusiones de un estudio sobre los comportamientos sexuales llevado a cabo por las sexólogas Diane Holmberg y Karen Blair. Ni todo el mundo se excita de la misma forma ni los orgasmos se alcanzan igual, por lo que conocer a la pareja en los aspectos más íntimos es una de las cuestiones que marcan la diferencia entre las parejas que mantienen el deseo y las que no.

El olor corporal

Un estudio realizado por investigadores de las universidades de Dresde y Gotemburgo, y publicado en Biological Psychology, concluyó que existe una relación directa entre el olfato y la atracción física. Una asociación que según una de las autoras, Ilona Croy, “puede deberse a que las personas sin capacidad para oler los fluidos corporales no son capaces de captar con precisión las señales emocionales de sus parejas”.

Las patologías en el sistema olfativo provocan una serie de consecuencias diferentes en hombres y mujeres. A los primeros les afecta más en la calidad de sus relaciones sexuales, ya que la libido guarda relación con el olor de las hormonas femeninas, como ya han demostrado diversas investigaciones realizadas con anterioridad mediante imágenes de escáner cerebral. Una teoría que ha despertado el interés de científicos y perfumistas para buscar un compuesto basado en las feromonas que estimule el apetito sexual.

En el caso de las mujeres, para quienes tienen más peso los factores psicológicos a la hora de estimular su deseo sexual, las disfunciones en su sistema olfativo les impiden confiar plenamente en su pareja, además de sentirse inseguras en sus relaciones.

También te podría gustar...

Comentários no Facebook

error: Derechos reservados.