Fenómeno solar en observatorio cenital de Acanceh

acanceh 10
Acanceh Yucatán a 20 Julio 2014.-
Luego de permanecer oculto por más de cinco siglos, en Acanceh se observa un fenómeno arqueoastronómico cuando Kin, dios maya del Sol, nuevamente demostró su magnificencia y puntualidad al ingresar al Observatorio Cenital.
El suceso que por vez primera se confirmó ocurre en un edificio precolombino recientemente restaurado, ubicado en Acanceh, lo que demuestra la importancia que tuvo durante su apogeo.
Para confirmar su función, al mismo tiempo que desaparecieron todas las sombras de los cuerpos verticales del Mayab, el interior del edificio maya se efectuaron diversos experimentos, como el colocar un embase PET así como una vara, cuya sombra resultó inexistente por varios minutos.
El conocimiento de los sacerdotes astrónomos mayas nuevamente se corroboró, cuando el pasado viernes 18, a las 13:04 horas un halo de luz vertical se formó en el interior de un edificio circular que sirvió de marcador del Sol en el cenit, hasta el momento, el único edificio precolombino en su tipo en Yucatán.
El fenómeno arqueoastronómico, de acuerdo con la especialista del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), Beatriz Quintal Suaste, permitió a los mayas el período adecuado para las actividades agrícolas, al marcar la temporada de lluvias.
Aunque el edificio prehispánico se descubrió en 2007, posteriormente se efectuaron los trabajos de estudios y los resultados preliminares fueron dados a conocer en 2011, en el marco del Tercer Congreso Internacional de Cultura Maya.
Y fue el pasado viernes 18 cuando por vez primera se confirmó la utilidad de este edificio de construido con fines astronómico, como marcador del Sol en el Cenit, acontecimiento que en el Mayab se registra dos veces al año, teniendo como fecha intermedia el solsticio de verano.
acanceh 11
Por lo que luego de cinco siglos de permanecer oculto, hoy nuevamente vuelve a funcionar, aunque se trata de un edificio cuya construcción sólo permite el ingreso de un reducido grupo de personas, los sacerdotes astrónomos o alguien más de la nobleza.
Es decir, el espacio de la cámara circular interior es de apenas dos metros de Norte a Sur así como 1.96 metros de Oriente a Poniente.
Aunque hoy tiene una altura de 1.95 metros, todo parece indicar que pudo tener 2.5 metros y todo parece indicar que el diámetro la parte superior sería más estrecho dejando pasar el halo de luz que marque la verticalidad del Sol, es decir, el momento justo que está en el cenit.
En compañía del especialista, Orlando Casares Contreras, explicó que el Observatorio Cenital data del Clásico Tardío (600-850 dC), cuando Acanceh estaba en su apogeo.
La datación corresponde a la cerámica hallada en el piso de la cámara circular, que es de tipo de Ticul pizarra delgada, así como en la entrada había una vasija con un colgante con las características de Chaac, dios de la lluvia.
El Observatorio Cenital, mejor conocido por los arqueólogos como la Estructura 6 A, está ubicada a 900 metros del edificio principal por un sacbé, el cual, desafortunadamente sólo se conserva un extremo, ya que actualmente hay construcciones modernas.
Quintal Suaste detalló que Acanceh fue una ciudad importante durante el Clásico Temprano (300-600 dC) y el sitio intermedio entre Izamal y Tho (hoy Mérida), teniendo el control sobre otras poblaciones, tal el caso de Tepich.
Destacó la importancia de ésta  ciudad precolombina en la Península , la cual fue similar a que tuvo Aké, pero de menor grado en comparación a Chichén Itzá y Uxmal.
Los principales edificios datan del Clásico Temprano, tal el caso de La Pirámide , ubicada en el corazón del actual municipio, en la cual hay cinco mascarones finamente elaborados en estuco representando a Kin, dios del Sol.
Aunque fue abandonado, el sitio se mantenía como área habitacional, detectando cerámica correspondiente al posclásico, específicamente, que sirvió como ofrenda colocada del pie de la estructura, del tipo de chemul modelado.
acanceh 12

DIFERENCIA

Entre los observatorios cenitales que hay en Mesoamérica, el más conocido es el de Xochicalco, el cual se diferencia de Acanceh en que en el primer sitio mencionado es una cueva.
Mientras que en Acanceh se construyó un edificio circular como marcador solar, por lo que prácticamente está a nivel del suelo, al cual sólo se puede ingresar a través de una puerta que mira al oriente.

También te podría gustar...

Comentários no Facebook

error: Derechos reservados.