Advierten sobre falta de especialistas en mitología prehispánica

El historiador y estudioso de la mitología maya, Roldán Peniche Barrera, indicó que la falta de mitólogos en México impide conocer y documentar muchos de los mitos y leyendas que han logrado transmitirse desde tiempos prehispánicos y que han sobrevivido a la modernidad.

El historiador y estudioso de la mitología maya, Roldán Peniche Barrera, indicó que la falta de mitólogos en México impide conocer y documentar muchos de los mitos y leyendas que han logrado transmitirse desde tiempos prehispánicos y que han sobrevivido a la modernidad. (NTX)


Mérida Yucatán a 30 Marzo 2019.-
El historiador y estudioso de la mitología maya, Roldán Peniche Barrera, indicó que la falta de mitólogos en México impide conocer y documentar muchos de los mitos y leyendas que han logrado transmitirse desde tiempos prehispánicos y que han sobrevivido a la modernidad.

En entrevista con Notimex, el autor de obras como “Mitología Maya. Serpientes, Gigantes, Pájaros Mágicos y Dioses Mayas”, explicó que el estudio de la mitología mexicana está fuera de muchos de los programas de formación académica e incluso de carreras afines como la antropología y la literatura.

“La mitología maya es muy vasta y tiene tantos personajes y tantos episodios como la mitología griega o china, el problema es que ya casi no hay mitólogos, no sólo en Yucatán sino en el país y por ello se conoce y difunde muy poco”, precisó.

Expuso que a lo largo de su obra, logró documentar más de 80 criaturas que forman parte de la mitología de la región peninsular y “estoy seguro que aún hay muchas más historias y leyendas de criaturas por descubrir”.

Indicó que en Yucatán salvo él y el especialista de la Universidad Autónoma de Yucatán, Carlos Evia Cervantes, han realizado un trabajo amplio y constante de los mitos que han pasado de generación en generación entre las comunidades mayas de la región.

Esa situación es similar en muchas partes del país en donde florecieron otras culturas prehispánicas como la azteca, la olmeca, entre otras.

“Yo creo que en todo el país hay una escasez significativa de estudiosos de los mitos prehispánicos y lo digo porque durante mi carrera una vez fui contratado para hacer un libro sobre la mitología mexicana en su totalidad”, expuso.

Expresó: “Tardé como dos años en hacerlo, porque fue muy complicado encontrar gente o especialistas que tuvieran documentados esos mitos, en especial en la zona norte del país y estoy seguro de que no pude documentar todos los mitos prehispánicos que aún se narran”.

Recordó que su interés por la mitología maya surgió cuando siendo un niño, su madre le envío junto con la señora que los ayudaba a las labores domésticas a la tienda y tenían que pasar por una esquina que hasta ahora se le conoce como la esquina de “Los dos soldados”.

“En esa esquina había un gran árbol de ceiba y cuando íbamos a pasar la señora me dijo que cerrara los ojos ya que ese árbol se había ahorcado un soldado, un final similar a todos los que tienen el infortunio de toparse en el camino de la X´tabay”, señaló.

“Cerré los ojos y nunca vi el árbol, pero el hecho me marcó para siempre pues despertó mi curiosidad por saber más de esas y otras leyendas mayas”.

Precisamente la leyenda de la X´tabay, que habla de una mujer que se esconde en los árboles de ceiba es una de las más arraigadas y populares hasta ahora y de la que se siguen documentando supuestos avistamientos en las comunidades más apartadas de las zonas urbanas.

“Ni el avance de la tecnología, ni la influencia de otras culturas han podido acabar con esa y otras leyendas que aún se cuentan y difunden en las comunidades mayas, la creencia en los seres mitológicos y en sus avistamientos es mucho más fuerte”, aseguró.

De hecho, a través de Carlos Evia Cervantes se enteró de que recientemente en algunos pueblos hablan del avistamiento de una especie de “pie grande”, un personaje mítico del cual se ha hablado mucho y documentado en países como Estados Unidos y Canadá.

“Se han documentado casos de personas que dicen haber visto un pie grande en los montes, lo describen como un hombre muy alto, corpulento y vestido con harapos blancos, el cual evita el contacto con los humanos y es sumamente escurridizo”, señaló.

“Claro que no podemos decir que se trata de un mito con un origen maya, pero los supuestos avistamientos sí provienen de comunidades mayas, de gente que asegura que lo vio en la lejanía, caminando entre el monte, muy similar a como lo han descrito medios y periódicos en Estados Unidos y Canadá”, añadió.

Lo novedoso, es que por lo menos en esta región, no se tenían noticias ni relatos relacionados con una criatura similar a “pie grande”.

Enfatizó que «como surgió este nuevo mito, sin duda seguirán surgiendo más y hay otros muchos esperando a ser descubiertos, por ello se debe estimular el interés por el estudio de la mitología prehispánica y promover la formación de nuevos mitólogos».

También te podría gustar...

Comentários no Facebook