Quemaduras, amputaciones y/o daños auditivos, son algunos de los riesgos de la pirotecnia

 HGR No. 1

  • Una de las principales demandas de atención en los servicios de urgencias del Instituto durante las fiestas decembrinas es por quemaduras y lesiones al jugar o utilizar estos explosivos.
  • El ruido que ocasionan puede provocar lesiones auditivas. Las y los niños están más expuestos a este daño.

Yucatán a 31 de diciembre de 2018.- El uso de explosivos como cohetes y demás fuegos artificiales durante las fiestas de Año Nuevo, pueden provocar tanto quemaduras como daños en los oídos sobre todo en las y los niños, apuntó Alejandro Zárate Ortiz, especialista en urgencias médico quirúrgicas del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Yucatán.

Una de las principales demandas de atención en los servicios de urgencias del Instituto durante las fiestas decembrinas,  es por quemaduras al jugar o utilizar estos explosivos, por lo que exhorta a madres y padres de familia abstenerse de comprar a sus hijos este tipo de artefactos o vigilar su uso en todo momento.

El especialista del IMSS indicó que cuando la población infantil llega a quemar fuegos pirotécnicos, se ven en gran riesgo de que les lleguen a explotar en la mano o se produzca una quemadura que les ocasione lesiones con secuelas permanentes.

Las quemaduras son sumamente delicadas, por tal motivo necesitan cuidado especializado. Estas heridas se clasifican en primero, segundo y tercer grado, según su extensión y profundidad. Las de primer grado son catalogadas como superficiales; las segundas, son aquellas que dañan las capas de la piel y las terceras las que lesionan piel, músculo y hueso.

Aunque parece que el único peligro o riesgo de los fuegos artificiales son las quemaduras, las lesiones también están presentes y pueden causar graves daños, incluso mutilaciones en las manos o pies.

Más de la mitad de los daños por el uso de explosivos afectan las manos o brazos, el resto se da en el abdomen, tórax, cara, genitales y piernas. Es muy importante que en caso de que alguna persona presente algún tipo de quemadura o lesión por este tipo de pirotecnia, sea llevada al área de Urgencias de su unidad médica más cercana para que sea valorada y atendida.

Por otro lado, el ruido que ocasionan puede provocar lesiones auditivas, ya que el estallido alcanza hasta 190 decibeles, que es mucho más de lo que el oído puede soportar. Las y los niños están más expuestos a este daño, ya que su sistema auditivo es más vulnerable, por lo que se pide mantenerlos alejados del lugar del estallido.

Todos los juegos de pirotecnia conllevan riesgos, aún en manos de expertos, ya que simplemente con una pequeña chispa, se puede prender fuego a la ropa o lastimar un ojo. Por tal razón, comprar y permitir que las niñas y niños jueguen con cohetes, aunque algunos parezcan inofensivos, es sumamente peligroso.

Para evitar riesgos, el especialista del Seguro Social en Yucatán,  recomendó a las y los padres de familia evitar que sus hijas e hijos utilicen productos pirotécnicos; sin embargo, en caso de hacerlo, deberán ser siempre supervisados por un adulto; además de adquirir los de fácil manejo y no vestir con prendas de poliéster, que tienden a encenderse con mayor facilidad.

También te podría gustar...

Comentários no Facebook