Fisiología vegetal, primer frente de atención al cambio climático

“Se necesitan mentes brillantes para que puedan proponer algunas alternativas de cómo mitigar cambio climático”, Alfonso Larqué Saavedra. (Foto: Myriam Vidal).

“Se necesitan mentes brillantes para que puedan proponer algunas alternativas de cómo mitigar cambio climático”, Alfonso Larqué Saavedra. (Foto: Myriam Vidal).


·        
El doctor Alfonso Larqué Saavedra destacó la intervención de esta disciplina en asuntos cruciales de nuestro tiempo como: sustentabilidad alimentaria, bioeconomía o para mejorar fotosíntesis y postcosecha. 

Ciudad de México, 27 de octubre de 2018.- La fisiología vegetal data del interés de aquellos primeros botánicos por entender el mundo vegetal y, posteriormente, lo que pasaba dentro de él. Desde aquellos primeros estudios en el siglo XV la disciplina ha avanzado hasta convertirse no sólo en una ciencia arraigada sino extremadamente necesaria para las problemáticas actuales.

“Es muy importante que las nuevas generaciones tengan la información de cómo es que se genera una disciplina, en este caso la fisiología vegetal, en nuestro país”, dijo el doctor Alfonso Larqué Saavedra, investigador nacional emérito y miembro del Consejo Consultivo de Ciencias durante el Primer Congreso de Fisiología Vegetal en el Colegio de Posgraduados (COLPOS).

A la fecha, la fisiología vegetal pude sonar como un campo de estudio ajeno y extraño para aquellos que no tienen un contacto directo con ella, más aún, se preguntarán qué hace un fisiólogo vegetal, en qué trabaja y por qué es necesario.

Al respecto, el doctor Larqué reflexionó sobre su importancia en asuntos vitales de la agenda científica actual, como el cambio climático y la crisis alimentaria. “¿Cómo es posible que no nos estemos percatando de que en el cambio climático, el que tiene la tarea primaria de estar haciendo monitoreo en el reino plantae, por lo menos, es el fisiólogo vegetal?”.

En este sentido, la intervención de esta disciplina en el tema climático como también en sustentabilidad alimentaria o en cuestiones de la bioeconomía es crucial pues brinda respuestas a necesidades básicas del nuevo siglo, como la fisiología post cosecha que es tremendamente importante, o el estudio de la fotosíntesis para mejorar la producción de energía. “Los que saben son los fisiólogos”.

“Se necesitan mentes brillantes para que puedan proponer algunas alternativas de cómo mitigar cambio climático, cómo superar esos problemas de biodegradación que tenemos, de contaminación de ambientes (…) entender cómo está la fisiología vegetal de los transgénicos”, opinó el doctor quien concluyó su charla instando a las instituciones correspondientes como el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (CONACyT) a apoyar económicamente a la disciplina.

“Necesitamos dinero para tener laboratorios y ver lo que está pasando dada la diversidad que hay”.

También te podría gustar...

Comentários no Facebook