IMSS: atiende a más de mil niños y niñas en el servicio de estimulación temprana

Tfisica3

  • Las técnicas de estimulación temprana ayudan a mejorar el desarrollo de las y los niños

Mérida, Yuc. 19 de octubre de 2018.– Cualquier derechohabiente menor de edad que presente daño neurológico o algún factor de riesgo que limite su desarrollo psicomotor, es decir, sus funciones físicas, emocionales e intelectuales, puede recibir seguimiento en el área Estimulación Temprana del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Yucatán.

La Estimulación Temprana consiste en proporcionar a los bebés o niños la oportunidad de mejorar su desarrollo, habilidades y capacidades, mediante actividades específicas, divertidas y supervisadas por especialistas, informó la licenciada en Terapia Física del IMSS, Pamela Vargas Palma.  

La aplicación de esta técnica se debe iniciar desde el nacimiento del niño hasta los seis o siete años de edad, ya que es el periodo de la vida en donde se va desarrollando la estructura, habilidades, pensamiento y la personalidad de los pequeños.

Actualmente, en el IMSS Yucatán se otorga atención a más de mil menores en el servicio de Estimulación Temprana, ubicado dentro del área de Medicina Física y Rehabilitación del Hospital General Regional (HGR) No.1, conocido como T-1.

Los pequeños que acuden a este servicio de Estimulación Temprana son previamente valorados y enviados por su médico familiar o especialista, ya que son estos doctores quienes detectan si el niño está presentando un atraso en su desarrollo psicomotor, si presenta algún factor de riesgo o cualquier otra patología que pueda limitar su desarrollo.

Entre los factores más frecuentes de atención detectados en el servicio de Estimulación Temprana están: prematuros, síndrome de Down u otros síndromes, microcefalia, malformaciones congénitas y lesiones del plexo braquial (red nerviosa que se localiza en la base del cuello y conecta la médula espinal con todos los nervios periféricos del brazo).

A los padres que llevan a sus hijos a tomar las terapias al área de Estimulación Temprana del Seguro Social, se les otorga una plática una vez al mes, donde se les hace conciencia de la importancia de que ellos participen en las terapias de sus hijos, se orienta sobre el desarrollo normal y anormal del niño, se les enseñan algunas técnicas básicas que pueden desarrollar en sus domicilios para dar continuidad al tratamiento de los pequeños y poder obtener mejores resultados; de igual forma, se les otorgan algunas recomendaciones sociales y emocionales.

La especialista reiteró: “es importante que todos los integrantes de la familia estén involucrados en el desarrollo de las y los niños que se encuentran en el hogar, y siempre acudir con el médico o pediatra para sus valoraciones. La familia es un factor importante para poder detectar oportunamente algún signo  de riesgo que pueda influir en el desarrollo de un menor de edad así como crear el espacio necesario para el correcto desarrollo de los niños”.

También te podría gustar...

Comentários no Facebook