Se duplican los casos de sífilis en recién nacidos

5bab7505851
Los casos reportados de sífilis congénita, es decir, la transmitida de una madre a su bebé durante el embarazo o el parto, se han más que duplicado desde 2013
, según el Informe anual de vigilancia de enfermedades de transmisión sexual publicado el martes 25 de septiembre por los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC). 

Los casos aumentaron de 362 en 2013 a 918 en 2017, el mayor número de casos registrados en 20 años. Se registraron casos en 37 estados, y 5 estados -Arizona, California, Florida, Louisiana y Texas- representan el 70% de los casos. El informe señala que este aumento es paralelo a los incrementos de casos de sífilis entre las mujeres en edad reproductiva y supera el aumento nacional de las enfermedades de transmisión sexual (ETS) en general. 

Los datos subrayan la necesidad de que todas las mujeres embarazadas reciban atención prenatal temprana que incluye la prueba de sífilis en su primera visita, y las pruebas de seguimiento para las mujeres con alto riesgo de infección. 

«Cuando se trasmite a un bebé, la sífilis puede provocar un aborto espontáneo, la muerte del recién nacido y graves problemas físicos y mentales de por vida», dijo el Dr. Jonathan Mermin, director del Centro Nacional de VIH/ SIDA, Hepatitis Viral y ETS de los CDC. 

Un recién nacido que adquiere la infección de sífilis de su madre, con frecuencia aparenta estar completamente bien. Sin embargo, aproximadamente la mitad de las veces, puede tener síntomas y señales como secreción nasal mucosa amarillenta, irritaciones, úlceras cutáneas, retención de líquidos, infección ósea, fiebre, hígado y bazo inflamados, anemia e ictericia (color amarillento en la piel). Estos signos pueden presentarse en el nacimiento, o desarrollarse dentro de los primeros meses de vida, informa la Academia Americana de Pediatría (AAP). 


¿Cómo se puede evitar?

Para reducir el número de bebés que nacen con sífilis, es fundamental que todas las mujeres embarazadas visiten a un proveedor de atención médica lo más pronto posible durante cada embarazo y que se realicen las pruebas de sífilis. Sin una atención prenatal temprana y regular, una mujer embarazada puede no saber que tiene sífilis y que su bebé está en riesgo.

Investigaciones recientes de los CDC muestran que 1 de cada 3 mujeres que dieron a luz a un bebé con sífilis en 2016 se hicieron la prueba durante el embarazo, pero adquirieron sífilis después de esa prueba o no fueron tratadas a tiempo para curar la infección en el feto y prevenir el contagio.

Por eso, los CDC recomiendan que todas las mujeres embarazadas se hagan la prueba de sífilis la primera vez que vean a un médico tras su embarazo. Pero para muchas mujeres, una sola prueba de sífilis puede no ser suficiente. Las mujeres con alto riesgo de sífilis o que viven en áreas de alta prevalencia, deben someterse a pruebas no sólo en la primera visita prenatal, sino también a principios del tercer trimestre y en el momento del parto.  

¿Qué es la sífilis?

Es una ETS ocasionada por la bacteria Treponema pallidum. Ésta se contagia a través del contacto directo con las heridas o lesiones que son parte de la infección. Una mujer embarazada con sífilis puede contagiar la enfermedad a su feto a través de la placenta o durante el nacimiento. Puede ocasionar muerte fetal intrauterina, un nacimiento prematuro y varios defectos de nacimiento. 

Después de la infección, toma aproximadamente 3 semanas para que aparezcan los primeros signos de sífilis, que empiezan con heridas dolorosas (chancros) en la piel o en los bordes de los genitales. 

Según la AAP, si la infección continúa sin tratamiento, se puede extender a todo el cuerpo, dañando muchos órganos y provocando afecciones crónicas que van desde desórdenes cardíacos a problemas neurológicos, y hasta la muerte en algunos casos (etapa final de la sífilis).

Para curar la infección, se suministra una inyección de penicilina, un tratamiento que demostró ser efectivo en adolescentes y adultos, así como también en mujeres embarazadas y recién nacidos.
(HolaDoctor)

También te podría gustar...

Comentários no Facebook