Comunidades rurales aprovecharían piel de cocodrilo de forma sustentable

80930012
Chetumal, 30 Septiembre 2018-
El director de Cooperación Internacional e Implementación en la Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad (Conabio), biólogo, Hesiquio Benítez Díaz, aseguró que la piel de cocodrilos puede ser aprovechada de manera sustentable por las comunidades rurales, siempre y cuando se conserve su hábitat.

“En los 70 estuvieron en peligro de extinción porque hubo una explotación desmedida de los europeos, pero se han recuperado las poblaciones, puede ser una alternativa de desarrollo de las comunidades si lo cuidan correctamente”, declaró en entrevista telefónica con Notimex.

El también vicepresidente del Grupo de Especialistas de Cocodrilos (CSG por sus siglas en inglés) de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) para la región México, afirmó que aunque no existe ningún permiso de aprovechamiento de ejemplares juveniles o adultos y está prohibida la cacería de cocodrilos, los programas de conservación propiciarían que se genere una industria de pieles en beneficio de las comunidades y del país.

“Se manejan entre uno y dos millones de pieles de cocodrilo en el mercado internacional al año, México estará surtiendo de tres mil a cinco mil pieles, no pintamos en el comercio internacional.

“Estados Unidos con sus aligator mueve cientos de miles de pieles, Colombia, Australia, Sudáfrica han demostrado durante mucho tiempo que sí es posible hacer un manejo sustentable y México tiene un país megadiverso, apenas está empezando a hacer las cosas”, señaló.

Indicó que en el mercado de la moda se llegan a pagar hasta 20 dólares por centímetro cuadrado de piel de alta calidad por parte de las grandes marcas en Europa; sin embargo, para entrar en este mercado se debe contar con cuotas de aprovechamiento y planes de manejo autorizados por la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) que sean validados por académicos.

“Esto puede representar un ingreso para la comunidad donde en lugar de que se tiren los bosques y las selvas para sembrar maíz transgénico, se siguen manteniendo, seguimos teniendo servicios ecosistemicos seguros.

Además, teniendo suelos fértiles, se sigue teniendo plantas medicinales, se sigue capturando agua, seguimos teniendo polinizadores, mieles tenemos un ecosistema que está funcionando”, expresó.

El biólogo indicó que en la pasada reunión del Grupo de Especialistas en Crocodilianos de México (GEC), que se llevó a cabo en Chetumal los expertos validaron que las poblaciones de cocodrilo de pantano en México están sanas y se han mantenido, incluso han aumentado.

“También revisamos un programa que se implementó hace un par de años en Quintana Roo donde una comunidad comprometió más de cuatro mil hectáreas para la conservación a cambio de que se les deje colectar algunos nidos, que en lugar de que mueran el 90 por ciento fueron llevados a incubadoras y la comunidad de Chacchoben logró un éxito del casi 90 por ciento de supervivencia de estos animalitos”, indicó.
80930013

En dicha reunión participaron autoridades federales y estatales, comunidades, organizaciones no gubernamentales, académicos quienes revisaron la situación de dos de las tres especies de cocodrilos que existen en México, el de río que se encuentra desde Sinaloa hasta Sudamérica y el moreletii (de pantano), que habita en el Golfo de México y la península de Yucatán

“El cocodrilo moreletii ya desde el 2010, México demostró que sus poblaciones están sanas y que incluso pueden estar sujetas a un aprovechamiento que beneficie a las comunidades que conserven su hábitat”, apuntó.

Explicó que el monitoreo de las poblaciones se lleva a cabo con rigor científico y protocolos de la Conabio, con los que expertos, instituciones y académicos evalúan su hábitat, realizan observaciones, capturas y recapturas y dan seguimiento a los nidos.

En este sentido, determinaron que la población nacional de cocodrilo de pantano es de alrededor de 80 mil ejemplares aproximadamente en el medio silvestre.

El coordinador del GEC comentó que después de más de 40 años de no permitir su aprovechamiento estos animales están llegando a tallas de más de cuatro metros, lo que ha provocado algunos incidentes de ataques de cocodrilos a la población.

En este año se han registrado al menos cinco muertes por esta causa, por ello, los expertos desarrollan protocolos de actuación en estos casos.

“Esto provoca que las comunidades se molesten y hacen matanzas de cocodrilos, porque no saben cómo actuar en caso de ataque de cocodrilo, qué hacer con los animales, a dónde llevarlos”, manifestó.

Benítez Díaz enfatizó en que no se debe considerar a los cocodrilos como un peligro sino como un aliado que “vale la pena conservar, cuidar los nidos para mantener la especie y que sea una ayuda más para las comunidades rurales de México”.

Señaló que esta especie es muy resistente a la contaminación y a la perturbación, por ello sus poblaciones se han mantenido estables y con aumento. Afirmó que el cocodrilo de rio tampoco está en peligro de extinción e incluso puede ser sujeta de aprovechamiento sustentable.

Adelantó que en la comunidad de Palizada en Campeche se sumará a los proyectos de conservación de su hábitat con tres mil hectáreas.

Explicó que los cocodrilos tienen una función ecológica importante porque al ser depredadores mantienen controladas muchas especies, también hacen un control sanitario y por su comportamiento carroñero mantienen aguas limpias y flujos de agua en caminos y cauces.

Al respecto, anunció que continuarán trabajando en tener información más precisa de las poblaciones e identificando dónde hay poblaciones que representen un peligro para la población.

Asimismo, los especialistas del GEC establecieron el comité que guiará trabajos para la 26 reunión del Grupo Mundial de Especialistas en Cocodrilos que se llevará a cabo en 2020 en Chetumal.

Subrayó que se debe perder el temor al aprovechamiento de las especies de forma sustentable, para que se aprovechen los recursos de México y que haya inversión y se consolide una industria de pieles y carne de una manera responsable en el país.

“Si lejos de que los maten, los conservan, están conservando su hábitat, las autoridades han encontrado que si en lugar de las matanzas se autoriza este aprovechamiento de nidos, las pieles de alta calidad llegan a tener un valor muy importante para las comunidades”, resaltó.

También te podría gustar...

Comentários no Facebook