Conozca más sobre la insuficiencia renal crónica

TRANSP RIÑON
·         Es una enfermedad en la cual los riñones dejan de funcionar correctamente; muchas veces se presenta con ausencia de síntomas, por lo que se llega a detectar en un estado muy avanzado

·         La última opción es el trasplante renal que es considerado, dependiendo del paciente y sus condiciones, de las mejores opciones para el tratamiento de la IRC

·         En la UMAE del IMSS Yucatán se realizan trasplantes de riñón desde hace 30 años. En ese tiempo, se han realizado aproximadamente 500 trasplantes

Mérida, Yuc; 07 de marzo de 2018.- El 8 de marzo se celebra el Día Mundial del Riñón, por lo que José Manuel Marín Alvarado, coordinador hospitalario de donación de órganos y tejidos con fines de trasplante de la Unidad Médica de Alta Especialidad (UMAE) del Seguro Social en Yucatán, señaló que la insuficiencia renal crónica (IRC) es una condición que si se detecta de forma oportuna puede reducir la velocidad con la que el daño progresa, retrasando la necesidad de iniciar las terapias de reemplazo y da oportunidad de preparar mejor al paciente para cuando sea necesario su inicio.

El también médico internista indicó que la insuficiencia renal o fallo renal es una enfermedad en la cual los riñones dejan de funcionar correctamente; muchas veces se presenta con ausencia de síntomas, por lo que se llega a detectar en un estado muy avanzado.

La mayoría de los pacientes con insuficiencia renal se encuentran en edad productiva, entre los 30 y 50 años de edad, y se presenta de igual forma en ambos géneros. Los trasplantes de riñón llegan a realizarse cuando la persona sufre de insuficiencia renal crónica terminal, y/o se les da terapia de hemodiálisis o diálisis constantemente.

En el IMSS se otorga a las y los usuarios que lo requieran las terapias y tratamiento para la insuficiencia renal crónica como son la hemodiálisis, que consiste en depurar o limpiar la sangre de las toxinas utilizando una máquina de hemodiálisis y conectando esta al cuerpo a través de un catéter.

La última opción es el trasplante renal que es considerado, dependiendo del paciente y sus condiciones, de las mejores opciones para el tratamiento de la IRC. El trasplante puede ser de donante vivo o cadavérico.

Hoy en día constituye una técnica médica muy desarrollada que logra magníficos resultados para los receptores.  No obstante, se necesita obligatoriamente la existencia de donantes.

En la UMAE del IMSS Yucatán se realizan trasplantes de riñón desde hace 30 años. En ese tiempo, se han realizado aproximadamente 500 trasplantes; tan sólo el año pasado se lograron 22, así como diversas procuraciones multiorgánicas para enviar órganos a otros estados.

Las personas a quienes se les realizó algún trasplante pueden llevar una vida prácticamente normal, aunque deben tomar medicamentos para ayudar a impedir que sus cuerpos rechacen el nuevo órgano, además de adoptar costumbres totalmente saludables para evitar complicaciones en su salud.

Se calcula que los órganos de una persona donante pueden salvar o ayudar hasta a ocho personas, de ahí la importancia de la donación altruista. Los donantes pueden ser personas de todas las edades. Si es menor de 18 años de edad, sus padres o tutor deben autorizarlo; si es mayor de edad, puede indicar que desea ser donante firmando una tarjeta de donantes, además de comunicárselo a su familia.

Para finalizar, el especialista exhortó a la población a cuidar sus riñones tomando la cantidad adecuada de agua simple, no aguantarse las ganas de ir al baño, acudir con el especialista de manera periódica, hacerse por lo menos un examen general de orina al año y si tiene enfermedades crónicas, como diabetes o hipertensión, pedirle al médico orientación para no poner en peligro sus riñones.

También te podría gustar...

Comentários no Facebook