Impunidad en el corredor del huachicol Tabasqueño

343518
La vida de la población de Cárdenas y Huimanguillo pende de un hilo por la fuga de combustible que deja el aumento de tomas clandestinas, tan sólo en 2017 fueron detectadas 177, una cada dos días: “los ríos de combustible” contaminan tierras y aguas y, en algunos casos, provocan la muerte, como la del poblado C-33 del Plan Chontalpa en 2015

VILLAHERMOSA.- La toma clandestina a ductos de Pemex es obra de expertos, de alta tecnología y complicidades para que sea redituable; usar una segueta es una tragedia.

Francisco Garaicochea, presidente de la agrupación Ingenieros Pemex Constitución del 17, acusa que en estos ilícitos está coludido personal que trabajó o labora para Pemex, e incluso empleados temporales, que carecen de escrúpulos.

El señalamiento es técnico, porque la perforación ilegal se realizar cuando que por el ducto no transita hidrocarburo, el dato de la hora, el tiempo y la zona por la que no fluirá ningún combustible, tiempo ideal para realizar la perforación, es información que compete únicamente a los empleados de Pemex.

El mayor número de tomas clandestinas es perpetrado a la red de ductos que transporta gasolinas y diesel, y tiene que ver con diferentes técnicas que usa el crimen, los expertos a su servicio y la alta tecnología.

Son los trabajadores quienes saben cómo acceder a los ductos, los tiempos e incluso tienen la capacitación técnica para colocar dispositivos de manera segura.

Una vez que dejan de fluir los combustibles, como gasolinas, diesel o incluso crudo, los delincuentes aprovechan para perforar el ducto ya sea de manera parcial o total, con el objetivo de desalojar o limpiar los residuos que pudieran generar fuego.

Posteriormente, colocan y sueldan un niple, un trozo de tubo externo, al que adhieren válvulas de alta presión o de cerrado rápido, así como una llave de paso que conectan a mangueras de 1 a 2 pulgadas de diámetro, que termina en la ordeña que es colocada en bidones o directamente en pipas.

Otra de las modalidades es colocar dos dispositivos o válvulas, uno de ellos para inyectar agua al ducto y otro por donde es liberado el combustible, esto con el objetivo de burlar los sensores de presión.

En ocasiones, no tienen necesidad de hacer tomas clandestinas, ya que localizan las válvulas instaladas por Pemex, ya sea de manera casual o por información filtrada, de las cuales se conectan directamente para poder realizar el ilícito

Cuando se carece de información, capacitación técnica y tecnología llega la tragedia como la de Cárdenas de 2015.

En noviembre de ese año una fuga de hidrocarburo fue provocada por un corte con segueta en el oleoducto que va del Puente de Oro al Complejo Procesador de Gas La Venta en Cárdenas,

Pemex informó que para “controlar la emanación se suspendió el bombeo de la batería San Ramón y del Campo Sánchez Magallanes, y se colocó una grapa metálica en el ducto vandalizado a la altura del ejido Miguel Hidalgo”; después se procedió a recuperar el crudo.

Si no se recupera oportunamente el combustible, llega la tragedia como la de diciembre de 2105; el 28 de ese mes, la Secretaría de Salud de Tabasco reportó el fallecimiento de  Miguel López Jiménez de 33 años por las quemaduras que sufrió en el incendio ocurrido el 22 de diciembre en una toma clandestina de gasolina en Cárdenas.

En incendio se desató entre unas plantaciones de caña, cuando decenas de personas recolectaban gasolina que había quedado derramada en una toma clandestina abandonada dejando 30 lesionados.

La tragedia se registró en el poblado C-33 del Plan Chontalpa, entre los límites de los municipios de Cárdenas y Huimanguillo.

Protección Civil de Tabasco reportó una fuga en el ducto en el transcurso de la mañana la cual fue controlada por personal de Petróleos Mexicanos, pero sobrevino la rapiña de combustible por parte de lugareños de los poblados C-37, C-32 y C-33, provocando un incendio aproximadamente a las 21:45 horas del martes 22.

BOMBA DE TIEMPO

Estudios del Instituto Mexicano del Petróleo, la UNAM y la ONG Battelle, confirman la concentración de altos niveles de hidrocarburos en tierras y aguas utilizadas para pesca, cultivos y pastizales en Huimanguillo y Cárdenas, afirma Hugo Cuba Gutiérrez

“Un tragedia es la que vive Huimanguillo con el derrame de miles de litros petróleo, gasolina y aceite en miles de hectáreas de pastizales y cultivos, sobre todos en lagunas y ríos que ponen en riesgo a la población, han corroborado estudios del Instituto Mexicano del Petróleo (IMP), la UNAM y la ONG Battelle”, afirma el presidente de la Unión de Productores Sustentables de Tabasco, Hugo Cuba Gutiérrez.

Cuba Gutiérrez acusa que autoridades estales y federales, no toman medidas contra la negligencia de Pemex para controlar las fugas ocasionadas por tomas clandestinas, para garantizar la salud de las familias, en los sitios más afectados por HAP´s (Hidrocarburos Aromáticos Policíclicos) como lo son: La Venta, Cinco Presidentes, Ogarrio, Otates, entre otras.

Asegura que estudios del INM, UNAM y Battlelle, confirman los altos niveles de concentración de hidrocarburos en tierras y aguas utilizadas en cultivos, pastizales y para la pesca.

“A nivel regional el área más afectada por las fugas es la zona aledaña a La Venta, en donde se encontraron valores de HAP´s totales de entre 432 y 460 ppm (Partes Por Millón), considerados muy altos o elevados, con respecto a la Normatividad de los Países Bajos de 20 ppm”, detalla.

De acuerdo al análisis: “es posible que esto se derive, por las quemas descontroladas de los mismos derrames de Hidrocarburos, que en las épocas de estiaje son quemados inmisericorde por los propios propietarios, que ya no saben qué hacer con estos depósitos de hidrocarburos a cielo abierto, mejor conocidos como chaperos y en el ejido Aquiles Serdán son muchos”.

El ecologista exige que se implemente un cerco sanitario ante la gran contaminación de suelos y mantos freáticos, que sufren los municipios de Cárdenas y Huimanguillo, por “inocuidad agrolimentaria, como es el caso específico de la laguna El Yucateco, donde se obtiene pescado que se comercializa en las comunidades: villa Benito Juárez, villa y Puerto de Sánchez Magallanes, La Venta, Palo Mulato”, entre otras, que están en riesgo por la grave contaminación de los cuerpos lagunares y ríos de la zona.

Otra de las tragedias fue la que dejó sin agua potable a medio millón de villahermosinos por la contaminación de los ríos Sierra y Grijalva que obligó a cerrar cuatro plantas potabilizadoras,

El miércoles 15 de abril de 2015 el gobierno estatal anunció la suspensión de clases en todos los niveles educativos del municipio de Centro, siendo reanudadas el lunes siguiente.

El domingo 12, Pemex informó sobre el derrame y escurrimiento de hidrocarburo en el río Teapa, cuya corriente desemboca en el rio Grijalva, a causa de una toma ilegal en el oleoducto Agave-Entronque, cerca de la ranchería Hueso de Puerco, municipio de Jalapa, ubicado a 40 kilómetros de Villahermosa.

De manera preventiva, para no dañar los filtros y la bomba al procesar el agua contaminada, el ayuntamiento decidió suspender los trabajos de potabilización.

DECOMISOS

En mayo del año pasado, elementos militares y de Seguridad Pública estatal y municipal recuperaron seis vehículos y 14 mil litros de hidrocarburo robado, en el municipio de Huimanguillo, donde el martes 23 fue descubierta una toma clandestina de gasolina.

En el Ejido Pejelagartero de Huimanguillo, el personal aseguró seis camionetas con 14 contenedores con capacidad de mil litros de gasolina sin procesar cada uno (conocido como hidrocarburo NAFTA ligera), sin que hubiera detenidos.

Los vehículos, con placas de Tabasco, Estado de México y Veracruz, junto con los contenedores y el hidrocarburo fueron puestos a disposición de la Procuraduría General de la República (PGR).

A principios de agosto de 2015 el Ejército y agentes de la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (SEIDO) detuvieron en el municipio de Cárdenas, Tabasco, a Sergio Meza Flores, alias “El Soruyo”, a quien señalan como líder de la principal banda del robo de combustible que opera en la región de La Chontalpa.

A Meza se le responsabilizó de la ola de atracos, homicidios y “ordeña” de ductos de gasolina en los municipios de Cárdenas, Huimanguillo y Comalcalco, así como de la región de Coatzacoalcos y Las Choapas, en Veracruz.

Durante el operativo en la gasolinera ‘Raire’, ubicada en la avenida Chontalpa, de la villa Benito Juárez, Cárdenas, distante a unos 100 kilómetros de la capital del estado, a Meza Flores, le decomisaron dos camiones tipos pipas y cuatro armas largas de uso exclusivo del Ejército, tipo ametralladoras calibre 5.56 x 45 milímetros, dos aditamentos para lanzagranadas, 18 cargadores, diversos cartuchos útiles de las armas de fuego.

Por la fuga de hidrocarburo de una toma clandestina, en octubre del año pasado elementos de la Secretaría de la Defensa Nacional y Protección Civil evacuaron a unas 330 familias de la comunidad Santa Teresa, Arroyo Hondo, Primera Sección, Cárdenas, trasladándolas al deportivo La Ceiba, de la cabecera municipal.

En junio de 2017 las Fuerzas de Reacción Inmediatas Mixtas (FRIM) de Tabasco decomisaron en una bodega clandestina del ejido Palo Mulato más de 200 mil litros de gasolina de procedencia ilegal.

En la propiedad se almacenaban varios contenedores de hidrocarburos, que, según la llamada anónima, “representaba un peligro para los vecinos”.

En total se localizaron 20 contenedores con combustible de procedencia ilegal conocido como “huachicol”, dos camionetas estaquitas con bidones de mil litros cada una, repleta del hidrocarburo y aun auto compacto.

VENTA DE HUACHICOL

El 18 de este mes, el diario Tabasco Hoy informó que Pemex recuperó en seis años siete millones 571 mil litros de combustible robado.

A través de Transparencia, Petróleos Mexicanos reveló que de 2012 al 2017 aseguró 7 millones 571 mil litros de combustible robado, derivado de tomas clandestinas, o por robo de pipas o autotanques en el estado de Tabasco. La mayor cantidad corresponde a diésel y gasolina.

Sin embargo, también indicó que se incrementó 12.5% la ordeña de ductos. Mientras que de enero a octubre del año 2016 se contabilizaron 128 casos, en 2017 aumentó a 144.

Los estados en donde se han detectado más tomas clandestinas en 2017 son Guanajuato con mil 397 tomas; seguido de Puebla mil 092; Tamaulipas 880, Veracruz 760, Hidalgo 727, México 726, Jalisco 401, Sinaloa 281, Morelos 247, Querétaro 209, Nuevo León 184, Michoacán 150, Baja California 123, Sonora 74, Chihuahua 47, Tlaxcala 68, Coahuila 34, Oaxaca 45, San Luis Potosí 5, Chiapas 5, Durango 6 y Aguascalientes 3.

En Tabasco, el volumen robado es de tan grande que los puntos de venta, especialmente en la zona rural de la Chontalpa, van en aumento; cuando menos se han detectado 40 depósitos clandestinos, y hasta hay servicio a domicilio,

En la carretera federal Cárdenas–Agua Dulce, existen al menos diez depósitos situados en los ejidos San Miguel, Zapotal, San Fernando y Pejelagartero.

También te podría gustar...

Comentários no Facebook