México vive al día en abasto de gasolinas y diesel

superdic
La secretaría publicó su política pública con el propósito de elevar a 15 días en el 2025 la capacidad de inventarios de combustibles en terminales de distribución terrestre, la cual incluye el concurso de permisionarios públicos y privados.

Ciudad de México.- La Secretaría de Energía (Sener) publicó la Política Pública de Almacenamiento Mínimo de Petrolíferos que establece la obligación de contar con una reserva de hasta 15 días de ventas internas de petrolíferos al 2025.

En el documento detalló que el nivel de inventarios en México es significativamente inferior al registrado a nivel internacional. En agosto del 2016 éstos equivalían en principio a 15 días de ventas internas, cifra que incluye existencias bombeables en refinerías, barcos, ductos y Terminales de Almacenamiento y Despacho (TAD) de Petróleos Mexicano (Pemex). Si sólo se consideran los inventarios en las TAD, que son los únicos de acceso inmediato para su distribución y consumo, el indicador es de tan sólo tres días en promedio. En contraste, Italia tiene 56 días de ventas internas, mientras que el Reino Unido tiene 31, Estados Unidos 27 y Francia 22 días.

Es decir, en México el nivel de almacenamiento que respalda la operación del sistema de suministro de combustibles en condiciones normales es 10% del nivel con el que cuenta Estados Unidos, su principal socio comercial.

En términos de obligaciones, los 30 países miembros de la Agencia Internacional de Energía, de la cual México ya forma parte, deben llegar a 90 días del promedio diario de importaciones netas de petróleo en el último año.

Pero conforme a la nueva política y dado el rezago en inversiones en este rubro, México pasará de 5, 8-10, 10-15 días de ventas a estaciones de servicio o usuarios finales en el 2020, 2022 y 2025, respectivamente. Los sujetos obligados a cumplir esta normativa serán comercializadores y distribuidores que realicen ventas a estaciones de servicio y usuarios finales.

Así, todos permisionarios, incluido Pemex, estarán obligados a reportar periódicamente las estadísticas de producción, importaciones, exportaciones ventas e inventarios de gasolinas, diesel, turbosina y gas avión. En tanto, los refinadores, estarán obligados a reportar de manera semanal en condiciones normales y diaria en situación de emergencia en el abasto, la información contenida en sus reportes. El gas licuado de petróleo y otros combustibles no mencionados anteriormente no serán considerados en esta política.

Finalmente, se dividió al país en ocho regiones y conforme a su disponibilidad de importación y transporte, se diversificarán las obligaciones mínimas de inventarios, ya que el norte, noroeste, noreste, centro y occidente del país podrán tener un mínimo de 10 y máximo de 13 días, mientras que en el Sur, el Golfo y el sureste, los mínimos ascienden a entre 10 y 13 días y los máximos a hasta 14 y 15 días de almacenamiento al 2025.

DEMANDA AL ALZA

En el país el incremento en la demanda de combustibles se mantiene, explican, lo que vuelve urgente la necesidad de incrementar el almacenamiento y la seguridad energética que éste brinda. Durante el periodo enero diciembre del 2016 la demanda de petrolíferos registró una cifra promedio de 1,286.5 mbd, lo cual representó un incremento de 2.9% con respecto al mismo periodo del año anterior.

Con base en el escenario de consumo actual, la actividad creciente del sector transporte y las estimaciones de crecimiento económico, se espera un incremento de la demanda de gasolinas, diesel y turbosina en todo el territorio nacional para los próximos años, tal como lo presenta la Prospectiva de Petróleo Crudo y Petrolíferos 2016-2030. De acuerdo a dicho documento, se estima que en el periodo, la demanda de gasolinas, diesel y turbosina aumentarán con una tasa media de crecimiento anual de 1.9, 3.0 y 2.0%, respectivamente.

Las obligaciones establecidas en la política entran en vigor hoy y para ello la Sener llevará a cabo los ajustes correspondientes a los permisos de refinación de petróleo en un plazo máximo de 180 días, mientras que la Comisión Reguladora de Energía llevará a cabo los ajustes que estime pertinentes en los permisos que otorgue en el ámbito de su competencia.

kgarcia@eleconomista.com.mx

(Karol García)

También te podría gustar...

Comentários no Facebook