Concluye en Uxmal la Conferencia Mundial “La Cosmogonía y la Mitología de las Civilizaciones Milenarias en la Preservación del Planeta”

27uxmal01
Mérida Yucatán a 27 octubre 2017.-
Con la lectura del manifiesto llamado “Declaración de Uxmal” y la propuesta de continuar con este diálogo de manera periódica, concluyó anoche la conferencia mundial “La Cosmogonía y la Mitología de las Civilizaciones Milenarias en la Preservación del Planeta”, que se llevó al cabo del 24 al 26 de octubre en el marco de la sexta edición del Festival Internacional de la Cultura Maya (FICMAYA).

La conferencia mundial reunió a 41 participantes -entre investigadores, científicos, académicos y escritores- de 15 países y un territorio, durante tres jornadas que se realizaron en la Sala Mayamax del Gran Museo del Mundo Maya de Mérida.

Durante la mañana de ayer se celebró la última conferencia magistral del programa, a cargo del Dr. Eduardo Batllori Sampedro, titular de la Secretaría de Desarrollo Urbano y Medio Ambiente del Gobierno del Estado.

Por la tarde, los conferencistas viajaron a la ciudad maya de Uxmal, donde, al pie del Templo del Adivino, dieron por finalizados los trabajos en torno a la cosmovisión de las culturas milenarias y una profunda reflexión sobre la preservación y cuidado del planeta.

El evento de clausura inició con una ceremonia de agradecimiento por parte del sacerdote maya Tiburcio Chan May. Más adelante un comité, formado por los participantes, subió al estrado para dar lectura al documento surgido de la conferencia mundial.

Así, los doctores Ricardo Canelli, de Italia; Saleem Zougbi, de Palestina; Mercedes de la Garza y Eduardo Batllori, de México, y Lauro Hinostroza, de Perú, así como Minelia Yah Interián, quien leyó en lengua maya, y la licenciada Laura Ramírez Rasgado, expusieron el espíritu de la declaración que a continuación se reproduce en siete puntos: 

Las culturas milenarias sostienen que el equilibrio y la armonía entre seres humanos y el medio ambiente son fundamentales; ellas nos dan una lección de respeto y cuidado de la naturaleza que debe ser fortalecida. 

Las comunidades originarias han co-evolucionado con la naturaleza cuidando el entorno del cual dependemos y creando una cultura de protección ambiental y conservación de los saberes.

Los gobiernos y los pueblos del mundo se han suscrito al Acuerdo de París que tiene como objeto mitigar los daños que la humanidad ha causado al medio ambiente. Nosotros, convencidos de su relevancia vital, también suscribimos y hacemos un llamado para que sea fortalecido.

Los saberes tradicionales de las culturas milenarias deben sumarse a la ciencia y la tecnología para enfrentar estos retos con una actitud responsable y ética a fin de mantener la biodiversidad, revertir el cambio climático e incrementar la resiliencia y la adaptación a tales cambios.
27uxmal14

La comunicación entre los pueblos originarios del mundo debe ser fomentada y fortalecida por los gobiernos, para que ellos también jueguen un papel vital en el mundo globalizado y los derechos humanos sean respetados en todo momento.

Deben fortalecerse las acciones de gobernanza y la búsqueda de incentivos que promuevan la generación de espacios de diálogo y el financiamiento de acciones de reconversión productiva cuyos beneficios se repartan lo más equitativamente posible.

Hacemos un llamado a la comunidad internacional para que los conocimientos y culturas tradicionales sean conservados, protegidos y compartidos con el mundo entero. La unión y el diálogo entre los saberes tradicionales y el conocimiento científico representan el patrimonio más rico que podemos legar a las generaciones venideras.

Los participantes hemos quedado convencidos de que el diálogo que se inició en esta Conferencia Mundial debe continuar de manera periódica.

Posteriormente, el Mtro. Jorge Esma Bazán, Presidente Ejecutivo del Festival Internacional de la Cultura Maya (FICMAYA), agradeció “a los hombres y a las mujeres cuya disposición y conocimientos hicieron posible la realización plena de la conferencia mundial”.

“A todos los que vinieron, unos desde tan lejos y otros desde tan cerca, sólo me resta agradecerles por el esfuerzo y el empeño desarrollado en estas jornadas que sirvieron para el diálogo y la reflexión sobre una preocupación capital de nuestros tiempos: la preservación y el cuidado del planeta”, expresó.

También te podría gustar...

Comentários no Facebook