Destacada colaboración para detener a presunto extorsionador

Logo FGEMérida, Yucatán, 19 de agosto de 2017.-  Elementos adscritos a la Unidad Especializada en el Combate al Secuestro (UECS) de la Fiscalía General del Estado (FGE) y de la Policía Estatal de Investigación (PEI) de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP), detuvieron a un presunto extorsionador que intentaba cobrar dinero en efectivo después de enviar cartas amenazantes en contra de un ciudadano y su familia.

El pasado 15 de agosto, una persona de sexo masculino y propietario de un negocio ubicado en Conkal, acudió a las instalaciones de la UECS para interponer formal denuncia por posibles hechos delictuosos cometidos en contra de él y su familia, ya que en días anteriores, recibió en el predio del comercio varias cartas amenazantes dirigidas a su persona.

En esas cartas, detalló, se le solicitaba una fuerte cantidad de dinero en efectivo y se describía la fecha, lugar y forma de pago del mismo, condiciones que debía cumplir a cambio de conservar, tanto la integridad de él y su familia, como la de su patrimonio.

Ante la amenaza de extorsión, los elementos de la UECS comenzaron con las indagatorias correspondientes que derivaron en un operativo realizado en colaboración con oficiales de la Policía Estatal de Investigación para detener al presunto delincuente.

El operativo resultó exitoso, ya que fue la madrugada de este 19 de agosto que el presunto extorsionador acudió al lugar en donde se realizaría el pago exigido a cambio de no realizar daño a familiares y patrimonio de la víctima.

Fue en ese momento que los elementos de UECS y de la Policía Estatal de Investigación interceptaron al presunto responsable del delito de extorsión, al momento de realizar el cobro del producto de dicho delito en calles del poblado de Conkal.

Tras el operativo y la recuperación del dinero que la víctima había pagado, el presunto delincuente fue trasladado a las instalaciones de la FGE, en donde se mantendrá por el periodo que marca la ley para después, definir su situación jurídica por los hechos antes descritos.

Las primeras averiguaciones indican que el presunto extorsionador no pertenece a ninguna organización criminal o grupo de personas dedicados a extorsionar a ciudadanos, pues informó que decidió delinquir porque presenta serios problemas financieros de índole personal.

También te podría gustar...

Comentários no Facebook