Una oración para ponerse en presencia de Dios

contigodesign-25
Nadie, nadie puede quitarnos de estar juntos

Estoy solo

contigo,

quieto y mirándote.

Afuera corren autos, trenes, camiones,

los hombres que discuten y se apuran.

Yo estoy solo contigo,

quieto y mirándote.

Mientras,

afuera el mundo habla,

tose, jadea

los sinsabores de la noche y el día.

Pero yo estoy a solas, Jesús,

abandonado en ti.

Quieto, mirándote, en silencio,

y no sé nada, ni puedo, ni deseo.

Estoy en tu presencia.

Todo es silencio entre nosotros dos.

Y nadie,

nadie puede quitarnos

de estar juntos.

(Nikolás Kazantzakis)

También te podría gustar...

Comentários no Facebook