Mediciones bajas en talla y peso de infantes ocultan enfermedades crónicas

DSC_2576

  • Endocrinólogos recomiendan revisiones semestrales hasta la adolescencia 
  • Enfermedades renales, cardiacas, desnutrición o digestivas pueden causar problemas en el crecimiento 

Ciudad de México, a 27 de abril de 2017.- Especialistas del Hospital Infantil de México “Federico Gómez” (HIMFG) recomendaron a los padres de familia realizar, por menos dos veces al año, las mediciones de estatura y talla en sus hijos desde el nacimiento hasta la adolescencia, pues estar fuera de los estándares normales evidencia problemas de salud en el tubo digestivo, pulmones, hígado, anemia o sobrepeso y obesidad.

En conferencia de prensa, el director general de HIMFG, doctor José Alberto García Aranda, acompañado por un equipo de endocrinólogos, dio a conocer que la desnutrición se ubica como uno de las principales complicaciones en infantes que se encuentran por debajo de los cálculos establecidos por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

De acuerdo con los resultados de la última Encuesta Nacional de Salud, el 13.6 por ciento de la población de cero a seis años de edad, reporta bajo peso, con una mayor incidencia en la región sureste del país.

García Aranda hizo hincapié en la necesidad de tener una vigilancia en el desarrollo de los niños para detectar de manera temprana de riesgos o complicaciones metabólicas y de crecimiento.

Precisó que en los primeros 12 meses se debe realizar un control mensual. El siguiente año, cada tres meses. Después de los dos años de edad y hasta la adolescencia, la revisión es semestral. En el caso de las adolescentes, la vigilancia se extiende dos años después de su primera menstruación.

Puntualizó que en el desarrollo de los infantes influyen factores genéticos, ambientales, estado de nutricional, así como los hábitos de sueño y ejercicio. Por lo que los datos somatométricos –tabla de medición establecida por la OMS-, permite identificar también otros padecimientos como cardiacos e incluso depresión o ansiedad.

La doctora adscrita al Departamento de Endocrinología del Hospital, Patricia Medina informó que en la mayoría de los casos, después de los dos años de vida, los infantes solo acuden a consulta médica cuando presentan algún problema de salud o en la aplicación de alguna vacuna.

Explicó que la somatometría es un conjunto de técnicas mediante las cuales se obtienen medidas precisas de las dimensiones corporales de una persona y generan información sobre talla, peso e índice de masa corporal, entre otros.

Estos datos se comparan con una serie de medidas estandarizadas de acuerdo con la edad y en caso de no coincidir, se realizan diferentes estudios para determinar su causa.

A su vez, el endocrinólogo Salvador Estava, indicó que los menores que presentan mediciones por encima de las establecidas, es una señal de problemas de sobrepeso u obesidad.
DSC_2580

También te podría gustar...

Comentários no Facebook