Buscan impulsar competitividad del campo mexicano con semillas innovadoras

187cea71
Firman acuerdo de colaboración Cinvestav y la Asociación Mexicana de Semilleros con la intención de realizar proyectos conjuntos en materia de investigación y desarrollo

La vinculación entre el sector privado y la academia es cada vez más necesaria para incrementar la competitividad de todos los sectores productivos nacionales, y el agroalimentario no es la excepción. En ese sentido el acuerdo signado entre el Centro de Investigación y de Estudios Avanzados (Cinvestav) y la Asociación Mexicana de Semilleros (AMSAC) resulta de gran importancia para brindar al campo mexicano mejores herramientas innovadoras.
El convenio de colaboración, firmado por los titulares del Cinvestav Unidad Irapuato y la AMSAC, Gabriela Olmedo Álvarez y Jan de Lange, respectivamente, tiene el objetivo de establecer las bases para realizar proyectos conjuntos en materia de investigación y desarrollo, transferencia de tecnología, estancias de investigación, formación y capacitación de recursos humanos, promoción de talento, así como la prestación de servicios tecnológicos por parte del Cinvestav a los miembros de la AMSAC.

Asimismo, servirá de marco ejecutivo para detonar convenios específicos entre la institución de investigación científica y los miembros de la AMSAC, que congrega a 70 empresas semilleras, para incrementar la disponibilidad de semillas mejoradas destinadas a brindar mejores soluciones a los agricultores mexicanos.
Como testigos de honor de la firma del convenio estuvieron el subsecretario de la Sagarpa, Jorge Narváez Narváez, y el director general del Cinvestav, José Mustre de León, quien durante su intervención recalcó la importancia de la vinculación entre el sector productivo nacional y los centros de investigación para brindar mejores oportunidades al campo mexicano, al recordar que actualmente muchas de las variedades de semillas empleadas en el país son importadas, y un alto porcentaje no está diseñado para atender los retos a los que se enfrentan los productores locales.
“Creo que es una obligación de los centros de investigación participar con los productores de semillas, y con la colaboración de Sagarpa para hacer frente a diversos retos nacionales. Por ejemplo, uno de ellos son los efectos del cambio climático, de modo que se tiene que trabajar en modificaciones de las semillas y otros productos agrícolas que permitan hacer frente a este problema”, refirió el director general del Cinvestav.

En ese sentido, recordó que si bien el acuerdo firmado con la AMSAC es en torno al desarrollo de semillas innovadoras y servicios, el Cinvestav puede colaborar con el agro mexicano en distintas formas, a través de la incorporación de tecnología periférica, tales como desarrollos geoespaciales para tener mapeos detallados e información casi en tiempo real de lo que ocurre en los sembradíos.
También con instrumentación de precisión móvil o, incluso, con nanotecnología para la liberación de fertilizantes o pesticidas en forma altamente controlada por medio de nanocápsulas. Todos esos desarrollos actualmente se trabajan en el Cinvestav y se espera que puedan ser transferidos al sector productivo.

En su intervención, el subsecretario Narváez Narváez señaló que actualmente Mexico es el duodécimo productor más importante de alimentos a nivel mundial; sin embargo se espera que con acuerdos de vinculación, como el celebrado entre Cinvestav y AMSAC, una mejor inversión en infraestructura, logística y la actualización de marcos regulatorios que brinden certidumbre a la inversión, el país tiene potencial para estar dentro de los primeros 10 productores de alimentos en los próximos años.
Al evento asistieron el director general de Productividad y Desarrollo Tecnológico de Sagarpa, Sergio Tapia Medina; el director ejecutivo de la AMSAC, Mario Puente Raya; el presidente del Consejo Nacional Agropecuario, Bosco de la Vega Valladolid, y el secretario de Planeación del Cinvestav, José Luis Leyva Montiel.

También te podría gustar...

Comentários no Facebook