Viven católicos la Pasión de Cristo con el tradicional viacrucis

DSC_0068
Mérida Yucatán a 15 abril 2017.-
 Ayer por noche celebramos la gloriosa Resurrección de Jesús en la jurisdicción parroquial de Santa María Goretti. Iniciamos con el lucernario pascual, es decir, la bendición del fuego nuevo, el encendido del Cirio Pascual, velas y veladoras, la procesión por las calles de Vergel hasta llegar a la iglesia de Goretti y cantar el pregón pascual.

Donde se dieron cita los vergelianos en la capilla de Jesucristo Sumo y Eterno Sacerdote y terminamos en la cabecera parroquial de Santa María Goretti.

Al término pasamos a las lecturas bíblicas, canto del gloria con la iluminación del altar, ornamentación de la iglesia, lecturas del Nuevo Testamento y homilía.

Luego vino la bendición del agua, renovación de promesas bautismales, aspersión con el agua bendita sobre la asamblea y liturgia Eucarística. Ha sido una noche hermosísima.

Hoy domingo como cada año la gente fue muy poca concurrida en la misa ya que la mayoria se fue de vaciones a las playas sin darle la importancia que este es un momento de descanso es para meditar como estamos viviendo como cristianos y la mayoria sevan a diferentes puntos de la ciudad.

 ¡Cristo vive! ¡Cristo resucitó! ¡Felices pascuas amigos!
DSC07806

Salir de la casa de dios para llegar a la casa de dios.

Este Viernes Santo Muchos católicos anduvieron por las calles de la ciudad para representar el Viacrucis con las 14 estaciones que hizo Jesús el día de camino a su muerte. Por la mañana viernes Santo, el parroco nos invito a que meditemos estación por estación el tradicional Vía Crucis por las calles de Vergel IV y III. Iniciamos en la capilla de Jesucristo Sumo y Eterno Sacerdote y terminamos en la cabecera parroquial de Santa María Goretti.

Con gran devoción año con año se realiza con la asistencia de toda la gente que viven en esta zona que conserva sus tradiciones con sus calles y callejones del fraccionamiento acude  a la Iglesia de Goretti los vecinos que personifican los pasajes de la Pasión de Cristo y siempre es un honor al que le toca cargar la pesada cruz.

Como ya es costumbre, en las casas de los vecinos colocaron en sus puertas un altar que simboliza las 14 estaciones que hizo Jesús camino a su muerte. El sacerdote pidió por los enfermos, por las familias, por la iglesia católica y por la paz del mundo.

Una gran muchedumbre caminó orando bajo un ardiente sol que rajaba las piedras del camino y nos bañaba en sudor. Gracias a que somos hijos del sol no hubo desmayados ni golpes de calor.

Fue un Vía Crucis fervoroso, con alabanzas penitenciales y un excelente equipo de sonido. Sin embargo, pude notar una vez más que para muchos lo más importante es el Viacrucis no los oficios del día (al terminar el Viacrucis se retiran a su hogar y no participan de lo principal) es decir, lo más importante es el recorrido al lugar del sacrificio y no el sacrificio mismo.
DSC07808

De nuevo hago la comparación: es como ir al cine, llegar al vestíbulo y retirarse del lugar sin entrar a ver la película. Esto es el Viacrucis para muchos y para un altísimo porcentaje de católicos esto es también la Cuaresma y Semana Santa: llegaron, pero no van a entrar a la Pascua.

El domingo 16 de abril, primer domingo de Pascua, con los paseos a la playa se acabó el encanto. Regresamos a la vida rutinaria. ¿Algún día nos caerá el 20? Esperemos que sí, algún día.

Estaré siempre con ustedes.

Con infinita devoción, la comunidad católica de los vergelianos viven las conmemoraciones del “Jueves Santo” donde Jesús nos dejó cuatro grandes tesoros para que usufructuemos sus beneficios hasta que él venga por segunda vez, celebramos nuestra acción de gracias como comunidad.

En la Misa agradecimos el tesoro del Sacramento del Orden Sacerdotal en el que Jesús comparte su sacerdocio único en el tiempo y en la historia; el tesoro del Sacramento de la Eucaristía en el que Jesús nos alimenta con su Cuerpo y con su Sangre para la eternidad; el tesoro del mandamiento del amor en el que Jesús nos dice «Amense los unos a los otros COMO YO LES HE AMADO«; y el tesoro del servicio en el que Jesús al lavar los pies a sus apóstoles nos dice: «si yo su maestro y Señor lo he hecho con ustedes, háganlo también ustedes» y así el servicio es expresión máxima de la caridad y camino seguro de santidad a imagen de Jesús que nos dijo «yo estoy en medio de ustedes como el que sirve«.

En la misa se tuvo el rito del lavatorio de pies y la bendición de panes y la repartición del pan bendito. ¡DIA EUCARÍSTICO!

Todo esto fue ya en la cabecera parroquial ya que todo se concentro ahí.

También te podría gustar...

Comentários no Facebook