Será el Cuauhxicalco, nuevo atractivo del Templo Mayor

Con buen humor, bromas y sonrisas, Eduardo Matos Moctezuma recordó los trabajos realizados durante 40 años para estudiar la cultura mexica como parte del proyecto Templo Mayor. En la imagen, Matos (derecha) estuvo acompañado por Sergio Vela, coordinador del Festival del Centro Histórico 2017 (Foto: Diana Saavedra).

Con buen humor, bromas y sonrisas, Eduardo Matos Moctezuma recordó los trabajos realizados durante 40 años para estudiar la cultura mexica como parte del proyecto Templo Mayor. En la imagen, Matos (derecha) estuvo acompañado por Sergio Vela, coordinador del Festival del Centro Histórico 2017 (Foto: Diana Saavedra).

·        Es un templo decorado con cabezas de serpientes, con una estructura circular que tiene alrededor de 16 metros de diámetro, y se cree que fue construido entre 1469 y 1481.

Ciudad de México, 13 de abril de 2017.- A partir de julio o agosto el público podrá conocer el Templo de Cuauhxicalco, sitio dedicado a Huitzilopochtli, Dios de la Guerra y construido durante el reinado de Atzayácatl, reveló el arqueólogo Eduardo Matos Moctezuma.

Al ofrecer ayer la charla: “Hallazgos recientes en el Templo Mayor”, en el marco del Festival del Centro Histórico 2017, el ganador del Premio Nacional de Ciencias y Artes 2007 explicó que el nuevo acceso al Templo permitirá al público ver buena parte del Cuauhxicalco.

“Se va a exhibir dentro de lo que será el nuevo acceso al Templo Mayor, ya llevamos varios años ahí. También un árbol azteca como de dos metros de alto, que se ve tenía más, pero se ha afectado de 500 años a la fecha, que se encontró a un lado del Cuauhxicalco.

“Los biólogos ya lo identificaron como un encino proveniente de la zona de la cuenca que se colocará museográficamente para que la gente pueda apreciarlo”, dijo al Foro Consultivo Científico y Tecnológico el reconocido especialista.

El sitio fue descubierto en 2011 en lo que era conocido como Plaza Gamio, como parte de los trabajos de un nuevo acceso para el museo, donde se cree posible encontrar los restos del rey Atzayácatl, Tizoc, así como otros nobles y tlatoanis.

El Cuauhxicalco decorado con cabezas de serpientes, es una estructura circular que tiene alrededor de 16 metros de diámetro y se cree que fue construido entre los años 1469 y 1481.

Sobre este tema, el también miembro de El Colegio Nacional precisó que aún no se han encontrado los restos de los monarcas, pero continúan con las excavaciones necesarias para tratar de identificar a algunos de ellos.

Durante la charla, Matos Moctezuma recordó que en octubre próximo se cumplen 30 años de la inauguración del Museo del Templo Mayor y 40 del Proyecto del mismo nombre que llevó al descubrimiento de la estructura de la Coyolxauqui, que marcó un parteaguas en el estudio de la cultura mexica.

Por ello, añadió, se tiene planeado que de octubre de 2017 a marzo de 2018 se presente al público una exposición especial que dé cuenta de los hallazgos y vaivenes de las excavaciones que han “sacado” a la luz parte del patrimonio histórico.

La muestra, precisó el también miembro de la Academia Mexicana de la Lengua, incluirá los estudios del Templo Mayor, como parte del Programa de Arqueología Urbana que ha documentado los hallazgos realizados en sitios como la Catedral, el Sagrario Metropolitano o el Centro Cultural de España.

Con una amplia sonrisa y entre bromas, Matos Moctezuma narró al público asistente historias sobre cada uno de los hallazgos en la zona, por ejemplo, el paso de Alexander von Humboldt y su interés por estudiar la Coyolxauqui, cuando le dijeron sus custodios, “no se va a poder güerito”, con lo cual, arrancó las risas de los asistentes que aplaudieron al arqueólogo.

También te podría gustar...

Comentários no Facebook