En el ojo del huracán Alberto Medina Sonda; eje de las investigaciones

grande_2a7rzhnu
Tabasco.- Martín Alberto Medina Sonda, principal sospechoso de ser el autor intelectual del crimen de Emma Gabriela Molina Canto, siempre estuvo en el ojo del huracán debido a su enriquecimiento en unos cuantos años.

Actualmente se encuentra recluido en un penal de Tabasco, acusado de lavado de dinero durante el gobierno de Andrés Granier Melo.

Pasó de ser socio de un despacho contable, cuyo propietario era José Manuel Sáinz Pineda, a ser dueño de numerosas empresas fantasmas en Yucatán, Campeche, Quintana Roo y Tabasco.

En 2007, Medina Sonda protagonizó un hecho polémico en plena contingencia por las inundaciones en Tabasco: autoridades yucatecas detuvieron en el aeropuerto de Mérida una avioneta procedente de Tabasco que transportaba ocho millones de pesos en efectivo.

Medina Sonda es señalado como la conexión yucateca para el lavado de millones de pesos de Sáinz Pineda, quien fue tesorero en el gobierno de Granier Melo.

Las autoridades le descubrieron la existencia de siete empresas fantasmas por medio de las cuales lavaban el dinero. Además, fue comprador de más de 2,500 hectáreas de tierras en Kanasín.

Contador de profesión, fue capturado en Cancún, por problemas familiares; sin embargo, estando en manos de la justicia, se le fincó el delito de “uso de recursos de procedencia ilícita”, por el aseguramiento de los ocho millones de pesos que le fueron confiscados en 2007 de una avioneta.

La policía lo capturó con base en una orden de aprehensión librada por la juez tercero penal de Tabasco, bajo la causa número 236/2012, porque tenía en su poder a sus hijos Mariana, Isabel y Martín desde hacía dos años y medio, luego de quitárselos a Emma Gabriela.

El 13 de octubre fue detenido en Cancún, y el 17 de ese mes fue llevado a Tabasco e ingresado al Centro de Reinserción Social (Creset) de Villahermosa.

Estando en el penal, se le fincó el delito de “operaciones con recursos de procedencia ilícita”, es decir, lavado de dinero.

Por la posesión de ocho millones de pesos, el hecho se sigue en el juzgado primero penal de Tabasco.

Se encuentra recluido en el Creset, desde 17 de octubre de 2014, bajo los cargos de lavado de dinero, por ocho millones de pesos, así como sustracción de menores, este último delito en agravio de sus tres hijos; sin embargo, parece ser que dentro del Creset conserva poder y tiene una importante fortuna.

En 2010, comenzó el calvario para la familia Canto Molina. Ese año Medina Sonda interpuso dos denuncias contra Emma por malos tratos a sus hijos y otra por desatención en la crianza de los menores; pedía la custodia de los niños.

Luego de las investigaciones, jueces locales determinaron la acción no penal al no encontrar ningún delito que perseguir. Dos años más tarde, Medina Sonda consiguió el encarcelamiento de la ahora fallecida, al acusarla del robo de una camioneta propiedad de Sáinz Pineda.

Durante un impresionante operativo, policías de Tabasco detuvieron con lujo de violencia a la mujer y le quitaron a sus tres hijos.

Emma Gabriela fue trasladada al Centro de Readaptación Social para Mujeres de ese Estado.

Las investigaciones sobre la ejecución de su ex esposa giran en torno a que él habría sido el autor intelectual del crimen.

También te podría gustar...

Comentários no Facebook