“Refugio de narcos”; cateo en el Campestre sería por “La Gallina”

CATEO-3
Mérida Yucatán a 12 marzo 2017.
– Fuentes cercanas a las fuerzas de seguridad federal insisten en que Yucatán y Mérida figuran en el mapa de la delincuencia organizada, pero no para sus operaciones.

De acuerdo con esa versión, por ello las corporaciones federales, a excepción de la Gendarmería que se marchó de la entidad, han incrementado sus labores de vigilancia e investigación en todo el Estado.

Como informamos, se llevó a cabo un operativo de revisión a tres casas en la calle 9 con 36 del fraccionamiento Campestre de Mérida. Un juez federal emitió órdenes de cateo y se buscaban evidencias presuntamente relacionadas con la delincuencia organizada. Corrió la versión, no confirmada, de que la operación estaría relacionada con el caso de Roberto Nájera Gutiérrez, “La Gallina”.

Nuestras fuentes indican que Mérida es considerada como punto “de confort”. Por eso varios delincuentes de importancia se han refugiado en la ciudad para huir de la lucha de poderes entre las diferentes agrupaciones del narcotráfico en otras entidades del país.

Desde Yucatán, según los informantes, dirigirían sus operaciones. Un foco rojo es el oriente del Estado.

 

  • Saldo blanco durante cateos en el Campestre

Agentes de la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada y de la Secretaría de Marina realizaron ayer en la madrugada cateos en tres predios ubicados en el fraccionamiento Campestre, en el norte de Mérida, presuntamente relacionados con algún grupo delictivo.

La operación comenzó alrededor de las dos de la madrugada y terminó cuatro horas más tarde. No se reportaron detenidos.

La delegación de la Procuraduría General de la República en Yucatán guardó hermetismo total. Fuentes cercanas informaron que la operación estuvo a cargo de agentes que llegaron ex profeso de la capital del país.

El delegado de la PGR, Juan Manuel León León, confirmó la diligencia, sin embargo no informó el motivo de la operación.

“Otra área de la PGR está trabajando en el asunto”, dijo, sin dar mayores detalles. A su vez, voceros de la Secretaría de Seguridad Pública y la Fiscalía informaron que no intervinieron.

La operación se registró en la calle 9 con 36. Como ocurrió en la madrugada fue prácticamente imperceptible para los vecinos.

Uno de los predios sería habitado por una familia de empresarios originarios del Estado de México.

También te podría gustar...

Comentários no Facebook