Sin rastros de la nave Cessna

avionetaper
Al anochecer y luego de recorridos en la costa cercana a Minatitlán, a más de 24 horas del extravío de una avioneta que salió de Mérida rumbo al puerto de Veracruz, la búsqueda no ha arrojado los resultados esperados: lluvia y nubosidad impidieron que la jornada fuera más efectiva.

En esta ciudad, amigos del piloto y su copiloto buscan “patrocinadores” que les puedan proporcionar aeronaves para intensificar la búsqueda.

Familiares de los desaparecidos han recibido versiones de diversa índole, incluso de la localización del avión y de posibles sobrevivientes.

Durante la jornada hubo varias versiones de que la avioneta fue hallada en Allende, sin sobrevivientes, como informó una estación de radio veracruzana.

Sin embargo, ninguna versión del hallazgo fue confirmada oficialmente, al menos en horas de la noche.

La avioneta, un Cessna construido en 1978, salió de Mérida con su tripulación y dos pasajeros, uno de ellos Javier Raúl Caballero Rodríguez, gerente de la sucursal Norte de Promessa, empresa dedicada a diversos giros de la industria.

El piloto es Rodolfo García conocido por sus amigos como “Queri.” Este año egresó de una escuela de aviación, luego de varios intentos.

Su copiloto, Jorge Eduardo Torres, es oriundo de Veracruz y al despedirse de sus conocidos, en la mañana del martes, en la zona de hangares de Mérida, comentó: “Me voy a mi tierra, si nos vemos por ahí, comemos”.

El piloto Roberto Valdez, cuyo itinerario incluía para ayer el puerto jarocho, respondió en sentido afirmativo y la rápida plática terminó con unos saludos de mano y un abrazo.

Horas después se supo de la desaparición de la aeronave cerca de Minatitlán.

Roberto Valdez participó ayer en parte de la búsqueda acompañado de tres oficiales de la Dirección General de Aeronáutica Civil.

Fue a un recorrido en la zona donde habría caído la nave, entre las poblaciones de Allende y Agua Dulce.

Caballero Rodríguez envió, poco antes de la desaparición de la nave, varios mensajes a sus cercanos parientes de esta ciudad, por medio de su celular. Uno de los textos indicaba que prevalecía lluvia y nubosidad cerca de Veracruz y, por tanto, no podían continuar a su destino y se programó el aterrizaje en Minatitlán.

“Hay mucha turbulencia”, dice otro mensaje. Luego, no hubo otro contacto ni con la avioneta.

En el avión viajaba Trinidad Agamas Martínez, no Aldama como informamos. Es nacida en Las Choapas y radicada en Mérida desde hace poco más de una década, de acuerdo con informes recibidos.

La búsqueda fue durante varias horas por mar y tierra, aunque las condiciones climatológicas impidieron mayor intensidad. La zona donde habría caído la nave está a unos 35 kilómetros al Este de Minatitlán, en el mar.

Se esperaba que hoy, que se pronostica menos lluvia y nubes, se localice la aeronave que estaría en el mar, cerca de la costa.

Mientras tanto, en esta ciudad hay conocidos de la tripulación que ofrecen sus servicios para hacer recorridos en el área de desaparición, pero no cuentan con las naves para ese fin.

En Minatitlán hay poca actividad aérea, por lo que las avionetas escasean.

La búsqueda también está a cargo de la Marina que ha recorrido parte de la costa veracruzana. Para hoy se esperaban sobrevuelos en la sierra sur de Veracruz.

También te podría gustar...

Comentários no Facebook