Más de 800 infantes con cardiopatías han sido apoyados a través del DIF Yucatán

22infantes10
Integrantes del Grupo de Autoayuda «Corazones unidos por una esperanza» celebran su posada 2016.

Mérida, Yucatán, 23 de diciembre de 2016.- Familiares de las más de 800 niñas y niños que han sido atendidos de 2012 a la fecha a través de las Jornadas Anuales de Cardiología “Cable salvavidas”, que impulsa el Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF) estatal, integran el Grupo de Autoayuda «Corazones unidos por una esperanza», que se dedica a respaldar de manera altruista a quienes tienen hijos con padecimientos en dicho órgano y que este día festejó su posada.

En un local ubicado en el poniente de esta capital, 80 de los mencionados beneficiarios, acompañados por la Presidenta del DIF Yucatán, Sarita Blancarte de Zapata, celebraron la tradicional fiesta navideña en la que disfrutaron de la presentación de los famosos personajes de “Titeradas”, así como de la visita de Santa Claus que llegó con obsequios para las y los asistentes.

Con la presencia del director General del organismo de asistencia social, José Limber Sosa Lara, padres y madres de los pacientes de hasta 17 años de edad, convivieron y fortalecieron sus vínculos, mismos que les permiten ayudar a otras familias que se encuentran atravesando por situaciones similares a las suyas.

Por su parte, el coordinador del esquema, José Casares Vales, explicó que las jornadas con las que se otorga atención integral a infantes con cardiopatías congénitas en coordinación con el Mercy Hospital de Iowa, incrementó desde hace dos años sus alcances con el apoyo del Hospital Regional de Alta Especialidad de la Península de Yucatán (HRAEPY).

«Este 2016, más de 130 niñas, niños y adolescentes de 29 municipios de la entidad, así como de Campeche y Quintana Roo, fueron atendidos por especialistas locales y extranjeros con valoraciones y cirugías, número que representa tres veces más que los beneficiarios de años anteriores”, señaló.
22infantes2

Antes de degustar los platillos que los integrantes del Grupo de Autoayuda prepararon, la señora  Julia Vivanco Sabido, comentó que su hija Jania Castañeda Vivanco de 10 años de edad fue intervenida hace un año con tres meses, lo que le ha permitido retomar actividades como cualquier otra niña de su edad y elevar su calidad de vida.

“Después de varios años supe del respaldo que brinda el DIF Yucatán, metimos los papeles y esperamos. En el Grupo de Autoayuda he conocido a otras familias que como nosotros han pasado por momentos difíciles. Estamos aquí para apoyarnos entre todos y también a quienes aún no saben a dónde acudir. Agradecemos a las autoridades, así como al personal médico, la oportunidad que le ofrecen a nuestros pequeños de volver a correr y jugar”, afirmó.
22infantes5

También te podría gustar...

Comentários no Facebook