Policías le siembran drogas durante revisión de rutina


Peto Yucatán a 19 diciembre 2016.-
El ciudadano Gabriel Ruiz Uitzil, de 31 años de edad, denuncia que en días pasados sufrió una mala experiencia al ser detenido sin motivos por elementos de la unidad 6356 de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) del Estado.

De acuerdo con su relato, lo que pensó que sería una simple revisión de rutina estuvo a punto de convertirse en un calvario para él, cuando, asegura, un uniformado le plantó cocaína, lo que propició que diera gritos de auxilio a las familias de la calle 29 entre 24 y 22 del Centro, mientras era detenido.

Señala que el jueves pasado, alrededor de las 6:30 de la tarde, salió a comprar una extensión y focos decorativos para adornar su casa por la Navidad; iba en su bicicleta cuando de pronto, en la calle 29, lo alcanzó una patrulla de la Policía Estatal, cuyos elementos se bajaron de la unidad y lo cachearon.

—Yo pensé que era una simple revisión de rutina, incluso no me opuse, pero de pronto escuché cuando uno de los policías le decía a otro que me iba a meter en el bolsillo la droga para que hayan motivos para el arresto —comenta.

—Les dije que no tenía nada, mucho menos que era consumidor, y comencé a preguntarles por qué me trataban de esa manera si yo nunca le he hecho nada a nadie, yo soy padre de familia y tengo hijos.

Extrañeza

—No sé si por mi forma de vestir o por los tatuajes que tengo me tildaron de delincuente, pero la verdad es que no estaba haciendo nada.

—Cuando vi que estaban metiéndome algo en la ropa comencé a gritar para pedirle auxilio a los vecinos, diciéndoles que me estaban sembrando droga y me detenían de manera injusta. Por eso les pedí que me ayuden, pero la gente se quedó viendo nada más, y finalmente me llevaron detenido.

—En la comandancia municipal me quitaron la playera y me pararon junto a la pared, donde están las medidas de estatura y me dijeron que abriera una mano para agarrar “lo que traías”. Les dije que no traía nada, pero uno me dijo al oído: “Más te vale que lo agarres o te va ir muy mal”.

—Era una bolsita transparente con algo rosado, según ellos era cocaína, pero me estuve negando a que me tomen la foto, porque yo no tenía nada de eso cuando me detuvieron.

—Incluso les pregunté a elementos de la Policía Municipal por qué me estaban tratando de esa manera si yo nunca me meto con nadie, mucho menos ando metido en drogas, incluso los reté a que me hagan análisis de sangre para que comprueben que no consumo drogas.

Amenazas

Ruiz Uitzil indica que después de dos horas en la cárcel municipal llegó otra patrulla de la SSP y lo subieron a la unidad junto con otro sujeto y fueron llevados a Tzucacab. Asegura que en el trayecto le iban diciendo que lo llevarían a Mérida.

—Cuando llegamos me quitaron toda la ropa y sólo me dejaron en bóxer, por lo que seguí preguntando por qué me están deteniendo si en realidad no hice nada. Me dijeron que el motivo de la detención erapor portar cocaína, cuando en realidad fueron ellos quienes me plantaron la droga.

—En la cárcel de Tzucacab estuve cerca de dos horas y luego me liberaron, pues mi esposa pagó una multa de 700 pesos —enfatiza.

Asegura que sufrió secuestro y abuso policiaco, de modo que ya fue a la Comisión de Derechos Humanos del Estado a interponer una denuncia, por la cual ya se están haciendo las averiguaciones correspondientes.

Señala que fue frustrante ver cómo la misma autoridad le plantaba la droga, sin que él pudiera hacer algo.

—Habiendo tanta gente mala que se dedica a delinquir, pero a ésa no le hacen nada, mientras que a nosotros, que estamos dedicados a nuestro hogar, nos tratan de esa manera.

—Yo creo que me detuvieron por mi forma de vestir y por los tatuajes que tengo —reitera el quejoso.

También te podría gustar...

Comentários no Facebook