Rechazan préstamo de Rolando Zapata

32532o
Mérida Yucatán a 12 diciembre 2016.-
La intención del gobierno que encabeza Rolando Zapata Bello, de que el Congreso yucateco le autorice un préstamo de 600 millones de pesos, fue rechazada por líderes de partidos políticos y de cámaras empresariales.

Y es que los dirigentes de las fuerzas políticas y de las organizaciones de hombres de negocios, coincidieron que a dos años de concluir su mandato constitucional, Zapata Bello dejará una deuda pública de cuatro mil 700 millos de pesos si les autorizado el empréstito.

Raúl Paz Alonzo, presidente estatal del Partido Acción Nacional (PAN), declaró que de ninguna manera apoyará que el Estado de endeude más. “Será una pesada losa para la siguiente administración estatal”.

Agregó que hace poco meses, el mandatario yucateco contrató con una institución bancaria un préstamo de mil 500 millones de pesos para el llamado Escudo de Yucatán, dinero que se devolverá con la afectación de su participación federal a principios del próximo año.

“Con otro préstamo de 600 mdp, serían afectadas más las participaciones federales del Gobierno del Estado, no lo ha considerado Rolado Zapata, por eso no estamos  a favor de autorizar el préstamo-deuda”, advirtió.

Recordó que el PAN ha criticado a la anterior administración priista por el crecimiento de la deuda pública que paso de 600 a dos mil 600 millones con la entonces gobernadora “Existe una deuda de dos mil 500 millones de pesos, más mil 500 millones de pesos de nuevo préstamo bancario y pretende otros 600 millones de pesos”.

Por su parte, el Presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), Gustavo Cisneros Buenfil, opinó que no tiene pretexto ni justificación alguna para solicitar otro prestamos bancario, menos ahora que la situación financiera es precaria.

“El presupuesto del Estado crecerá de 38 mil a 39 mil millones de pesos, poco compromiso para seguir incrementando las participaciones federales de la entidad con nuevos endeudamientos”, insistió.

“Consideró que no hay necesidad de una reserva estatal de 600 millones de pesos, al contrario, si fuera necesario el gobierno del Estado puede gestionar recursos bancarios cuando al situación sea necesaria y este plenamente justificado el endeudamiento”, externó.

Finalmente advirtió que la deuda pública estatal no podría ser manejable con tanto pago a los bancos,  “eso  puede afectar los recursos de los programas sociales como atención a la pobreza y marginación, por que los apoyos serían limitados por el pago de préstamos económicos.”

Cabe mencionar que Zapata Bello heredó una deuda de dos mil 600 millones de pesos, la cual en cuatro años la redujo a dos mil 500 millones, pero la deuda creció con mil 500 millones para El Escudo Yucatán.

También te podría gustar...

Comentários no Facebook