Emprendedoras mayas preservan tradición de cultivo de abeja melipona

61211029
Cancún, 11 Diciembre 2016.-
Emprendedoras mayas de la comunidad de Los Juarez, en el municipio quintanarroense de Lázaro Cárdenas, preservan la tradición ancestral de cultivo de abeja melipona y comercializan sus productos en hoteles de Cancún.

Con el apoyo de una fundación del Reino Unido, la Cooperativa Much Kaab conformada por ocho mujeres mayas que no sólo trabajan en el rescate de la cría de la abeja melipona.

Además, unieron esfuerzos para iniciar su comercialización a través de productos a base de dicha miel en el hotel Park Royal, que ya les compra sus productos.

La presentación de la cooperativa y su trabajo se hizo en una conferencia de prensa que se organizó en el Pabellón de la Biodiversidad, instalado en el Centro de Convenciones de la zona hotelera de Cancún.

Las mujeres que integran la cooperativa son Martina Caamal Dzib, Adelaida Puc Castro, Fabiola Poot Dzib, Victoria Perera Cabrera, Araceli Castillo Perera, Rosa Linda Chan Uc, Erlinda Citul Poot y Mirna Tuz Hau.

En su intervención, Adelaida Puc Castro, explicó que Xunan Kab es el nombre que los mayas dieron a la abeja que domesticaron, también conocida como abeja maya, melipona o sin aguijón.

Dijo que los mayas consideraban a estas criaturas un regalo divino.

Sin embargo, recuerda que en la actualidad, este tipo de antófilo está considerado en peligro de extinción y las dos principales causas son la deforestación de la selva maya y el desvanecimiento de las costumbres y oficios tradicionales del campo.

Indicó que la abeja melipona y su miel están estrechamente ligadas a la tierra maya y que al adquirir estos productos, se contribuye a la difusión de la sabiduría de los antiguos mayas, se apoya la economía local de grupos indígenas y se conserva el ecosistema de las selvas.

“Preservar este zumbido ancestral, ayuda a conservar el latido de la madre tierra”, aseveró.

Por su parte, Araceli Castillo Perera, integrante de la cooperativa, refirió que en el 2006 las autoridades del Instituto Quintanarroense de la Mujer les presentaron el proyecto, que comenzaron 13 pero que conforme avanzó el tiempo algunas se quedaron en el camino y sólo participan ocho.

Anotó que además de ser microempresarias, se consideran guardianas de una tradición milenaria, de una especie, la abeja melipona en peligro de extinción, así como preservan los oficios de los antiguos mayas.

“Yo estoy muy orgullosa de ser una mujer maya, pero sobre todo de estar en un proyecto que nos da trabajo y nuestro sueño es llegar a más personas”, aseveró.

Recordó que en 2007 empezaron vendiendo miel pero en pequeñas cantidades, que a través de Yuli comenzaron a trabajar con The Travel Fundation, una organización no gubernamental (ONG) del Reino Unido.

Comentó que los ayudaron a capacitarse en el manejo administrativo, a trabajar en otros productos y que ahora tienen 17 variedades de artículos elaborados con esta miel, que van desde shampoos, hasta repelentes y que se venden en un hotel de Cancún, su primer cliente como proveedoras formales.

“Enfrentamos todo tipo de problemas, nos cayeron plagas, perdimos cosechas, no teníamos recursos pero decidimos seguir luchando. Pero todas teníamos ese ánimo, esa ilusión de alcanzar un sueño como mujeres, de llegar a conformarnos como cooperativa”, subrayó.

Agregó que sus planes son ayudar a la comunidad donde viven a generar empleos, sobre todo a mujeres solteras y estudiantes de bachillerato para que formen parte de un proyecto del que se sienten muy orgullosas, de que en un futuro sus hijos sean parte de este esfuerzo de preservación, ejemplo de protección a la biodiversidad.

De igual forma, Adelaida Puc Castro, detalló que producen artículos derivados de la miel tipo artesanales, biodegradables, que cumplen con los deseos de la gente que hoy en día prefiere cosas no tóxicas, naturales, artesanales y medicinales.

“Nosotras somos mujeres con pocos estudios, pero con el conocimiento de nuestra tierra y de lo que amamos y respetamos”, puntualizó.

También te podría gustar...

Comentários no Facebook