Juan Manuel Santos recibe el Nobel de la Paz junto a las víctimas del conflicto colombiano

El presidente de Colombia se convirtió en el Premio Nobel de la Paz de este año el pasado 7 de octubre.

El presidente de Colombia se convirtió en el Premio Nobel de la Paz de este año el pasado 7 de octubre.


El presidente de Colombia destaca que el galardón fue el viento de popa que nos impulsó para llegar a nuestro destino

Juan Manuel Santos recibió el Nobel de la Paz en el Ayuntamiento de Oslo en un acto presidido por el rey Harald V de Noruega de manos de la vicepresidenta del Comité, Berit Reiss-Andersen, quien ha destacado la perseverancia del mandatario colombiano y su coraje politico al no haberse dado por vencido a pesar del rechazo enreferendum de los acuerdos.

Gracias por este voto de confianza y de fe en el futuro de mi país, ha afirmado Santos en su discurso en castellano, seguido con emoción por su esposa Clemencia Rodríguez y sus tres hijos. Lo imposible puede ser posible, ha añadido. El dirigente, quien ha explicado que el premio Nobel fue el viento de popa que nos impulsó para llegar a nuestro destino, ha citado en su discurso al novelista Gabriel García Márquez y al Nobel de Literatura de este año, Bob Dylan: Cuántos muertos más serán necesarios hasta que comprendamos que han sido demasiados. La respuesta, amigo mío, está volando en el viento.

Uno de los momentos más emotivos de la ceremonia se produjo cuando ha pedido a los representantes de las víctimas que se pusieran en pie para recibir el aplauso de los centenares de personas que llenaban el salón de actos del ayuntamiento. Entre ellas, se encontraban la ex candidata presidencial Ingrid Betancourt y su asistente Clara Rojas, que permanecieron más de seis años secuestradas por la guerrilla, el escritor y periodista Héctor Abad Faciolince y Leyner Palacios quien perdió a varios miembros de su familia en la masacre de la iglesia de Bojaya.

Agradeció al pueblo y al gobierno noruego por su carácter pacífico y espíritu solidario y ha mencionado a otros países que han ayudado en el proceso de paz como Cuba, Venezuela, la Unión Europea o Chile y reiteró una llamada al mundo a la urgente necesidad de replantear la guerra mundial contra las drogas, en la que Colombia es el país que más muertos ha puesto.

La concesión del Nobel el pasado 7 de octubre, apenas cinco días después de que el pueblo colombiano hubiera rechazado en referendum los acuerdos de paz firmados entre las FARC y el gobierno, fueron en palabras de Santos, un regalo del cielo, nos dio un tremendo empujón, la gente de Colombia lo interpretó como un mandato de la comunidad internacional para perseverar, continuar y conseguir un nuevo acuerdo de paz. A mediados de noviembre las FARC y el gobierno alcanzaron un nuevo acuerdo que, esta vez, no ha sido sometido a referendum y que fue aprobado por el parlamento el 30 de noviembre.

El Premio Nobel de la Paz, dotado con ocho millones de coronas suecas (825.000 euros), es el único que se entrega en la capital noruega, según dejó expresado en su testamento Alfred Nobel y fue concedido el pasado 10 de octubre a Juan Manuel Santos por sus decididos esfuerzos para poner fin a una guerra civil de más de 50 años en el país. Entre los invitados destacaba también la presencia del ex presidente del gobierno español Felipe González y del antiguo secretario de estado norteamericano Henry Kissinger.

También te podría gustar...

Comentários no Facebook