Educación que transforma realidades y despierta esperanzas

07espera3
UADY cumple con brindar educación de calidad al Oriente del Estado 

Mérida, Yucatán, 7 de diciembre de 2016.- Para la Universidad Autónoma de Yucatán (UADY) es fundamental la consolidación de sus programas educativos y también, la extensión de los mismos, con el propósito de cumplir con el compromiso de brindar mejores oportunidades a la población más necesitada.

Como institución pública es y seguirá siendo prioridad, contribuir a la máxima del derecho a la educación para todos y que, en su momento, hace 16 años fue motivo para comenzar a escribir una historia en el Oriente del Estado, con la Unidad Multidisciplinaria de Tizimín (UMT) de la Universidad.

El Rector, José de Jesús Williams, manifestó lo anterior y recalcó que el trabajo sostenido en esa unidad ha permitido transformar realidades y despertar nuevas esperanzas para la población.

“Los profesores y estudiantes llegan a las comunidades más apartadas, con programas y servicios de impacto en salud, educación y organización, y con ese ejemplo, logran contagiar la esperanza de la educación para tener mejores condiciones de vida”, subrayó.

Williams explicó que la Unidad de Tizimín tiene las mejores condiciones en infraestructura, así como de personal docente y administrativo para ofrecer el nivel educativo que distingue a esta Casa de Estudios.

“Llegar a las comisarías más alejadas con ese mensaje de ayuda, solidaridad y sobre todo, superación es fundamental en la formación integral de los estudiantes, y esto a su vez, contribuye a generar cambios sociales de gran trascendencia”, dijo.

Jorge Alonso Cutiz Cano, responsable del Proyecto Comunitario de la Licenciatura de Enfermería de la Unidad de Tizimín, dijo que la presencia de la UADY en esa región ha sido fundamental y de gran impacto para toda la comunidad
07espera1

Resaltó que los proyectos comunitarios que se ofrecen como “Visitas domiciliarias”, “Salud Escolar”, “Guardianes de la Salud”, así como “Ayuda Mutua”, entre otros, han logrado transformar la realidad social y sus apoyos se traducen en esperanza de vida para muchas familias.

Una de las características de la Unidad de Tizimín es su enfoque comunitario, que es factor determinante en sus programas educativos de calidad y con alto sentido humanista y de responsabilidad social.

Lo anterior, explicó el profesor, permite que académicos y estudiantes mantengan una relación directa con la comunidad a través de apoyos y acciones con el fin de motivarlos a mejorar en sus condiciones de vida.

María Guadalupe May Ayuso, profesora de la licenciatura en Educación de la Unidad, compartió el orgullo de ser parte de esta historia de transformación social.

Recordó que en los inicios, los jóvenes aspirantes llegaban temerosos porque “para ellos la educación superior era solamente para las grandes ciudades y su esperanza de superación estaba casi adormilada”.

Hizo ver que “ellos debieron enfrentar muchos cambios, y con la ayuda de nosotros como profesores, los fuimos acompañando para ir modificando conductas y formas de ver la vida”.

Ahora, dijo, vemos jóvenes que llegan con esperanzas, con proyectos de vida, no sólo en el aspecto académico, sino también en el plano personal y familiar. “Ya son chicos seguros que se proyectan a estudiar posgrados y que quieren buscar nuevas oportunidades en otras partes del país y del mundo”.

Destacó que algo importante en la formación de los jóvenes es la visión comunitaria que procura la Universidad mediante los escenarios reales de aprendizaje, cuyos beneficios se multiplican en la comunidad, y sobre todo en el espíritu de quienes ahora son niños y que en un futuro serán los nuevos profesionales.

Paola Roxana Cohuo Canul, estudiante de séptimo semestre de la Licenciatura en Enfermería, aseguró que al ingresar a la universidad, su vida cambió totalmente.

“Estoy muy orgullosa de estar en la UADY, donde cada día aumenta mi formación integral gracias a los conocimientos que recibo de mis profesores y pongo en práctica desde el primer semestre en las poblaciones”, dijo.

Señaló también el alto compromiso que tienen los estudiantes “mis compañeros y yo, estamos comprometidos con la Universidad y nos mueve ese espíritu de responsabilidad social que distingue a la institución”.

Por su parte, Ángel Cruz Collí, de la Licenciatura en Educación, externó que durante sus estudios está acumulando grandes experiencias que van enriqueciendo su proyecto de vida y fortalece habilidades de organización y emprendimiento.

El Rector visitó hace unos días la Unidad Multidisciplinaria de Tizimín para concluir las presentaciones de los resultados de la tercera y la presentación de los objetivos de la cuarta Agenda Estratégica de la Universidad. Ahí en el plantel, inauguró la ampliación de áreas de Consejería.

También te podría gustar...

Comentários no Facebook