Para un comienzo saludable, cuide la alimentación de su bebé desde el nacimiento

alimentos
·        Desde sus primeros días de vida, deben alimentarse con lo mejor que la naturaleza puede brindarles: la lactancia materna

·       En cada etapa del desarrollo cambian las necesidades nutricionales del bebé, por lo que es importante aprender a darle la nutrición que necesita para fomentar un crecimiento sano desde las primeras etapas 

La alimentación de las y los bebés es considerada de vital importancia, ya que de ella depende que se desarrollen adecuadamente y crezcan saludables. Desde sus primeros días de vida, deben alimentarse con lo mejor que la naturaleza puede brindarles: la lactancia materna. Posteriormente, hacia los seis meses de edad, empezarán a realizar una transición a la alimentación complementaria. 

Carolina Watty Cáceres, jefa del Departamento de Pediatría del Hospital General Regional (HGR) No. 1 en Yucatán, señaló que los bebés alimentados con leche materna generalmente necesitan comer cada una a tres horas. Mientras se pueda desarrollar un patrón, no se debe forzar un horario en ellas y ellos. 

Es importante vaciar las mamas con cierta regularidad para evitar que resulten congestionadas y dejen de producir leche. Cinco pañales húmedos al día indicarán que su bebé está recibiendo suficiente leche para beber. 

Si por alguna causa decide alimentar con fórmula, su bebé no debe recibir leche entera de vaca hasta la edad de un año, dado que los menores de esa edad tienen dificultad para digerirla. Tampoco es recomendable dar a los bebés más pequeños de seis meses ningún alimento sólido, ya que no tienen la capacidad para procesarlo. 

En cada etapa del desarrollo cambian las necesidades nutricionales del bebé, por lo que es importante aprender a darle la nutrición que necesita para fomentar un crecimiento sano desde las primeras etapas. 

Alimentación del recién nacido: únicamente debe tomar leche materna o fórmula. Si es lactancia materna será a libre demanda, de acuerdo con las señales de hambre que dé. En caso de la fórmula es cada tres horas; la cantidad de onzas deben ir acorde al peso de la o el menor, mismas que deben ser prescritas por la o el pediatra. No hay que forzarlos a terminarse el biberón si se muestran satisfechos. 

Antes de darle el biberón, es importante que estén lavados y hervidos de forma adecuada; además de que el agua sea especial para bebé o también esté desinfectada. Lávese las manos antes de manipular la leche en polvo, los biberones y/o cuando le vaya a dar leche materna. 

Entre los cuatro y seis meses, cuando su bebé pueda sentarse con apoyo, mantenga la cabeza erguida y la o el especialista lo señale, podrá comenzar a darle alimentos semi-sólidos. 

Pruebe cada tres a cinco días un nuevo alimento nada más; esto para que se pueda detectar algún síntoma de alergia, como erupciones, diarrea o vómito. No le dé jugo de fruta durante los primeros seis meses. Después, puede darle de tomar un máximo de entre cuatro y seis onzas de jugo natural al día, aproximadamente. 

Cuando prepare los alimentos para su pequeña o pequeño, no agregue sal ni azúcar. Aproximadamente a los ocho meses, proporciónele alimentos que pueda tomar y comer por ella o él mismo. Nunca le dé a un bebé pasas, nueces, palomitas de maíz o pequeños trozos duros de alimentos, porque se puede ahogar. Y recuerde que no debe darle miel a un bebé menor de un año. 

En esos meses continúe con la lactancia materna o fórmula. Las cantidades se reducirán conforme su bebé consuma más alimentos sólidos, si tiene alguna duda sobre las porciones puede consultar con su médico familiar o el especialista. 

Después del primer año, probablemente note una disminución en el apetito de su hija o hijo. No se preocupe, su ritmo de crecimiento está disminuyendo, así que ya no requiere tantos alimentos. 

A veces es necesario que las y los niños pequeños prueben los alimentos nuevos varias veces antes de aceptarlos. Si rechaza la comida, no se dé por vencida o vencido, ya que desde esa edad es importante que se vayan acostumbrando a comer alimentos saludables como son las frutas y verduras. 

Las y los niños pequeños necesitan alrededor de mil calorías al día. Recuerde que su hija o hijo come porciones que corresponden con su tamaño, así que ofrézcale tres comidas y tres refrigerios diarios.

También te podría gustar...

Comentários no Facebook