Roban hostia consagrada

Logo de Arquiduisus
Mérida, Yucatán a 30 de octubre de 2016.- 
La madrugada de este Viernes 28 de octubre en torno a  las  2:00 a.m., unos delincuentes ingresaron a la Rectoría de San  Camilo de Lellis, robaron el viril con la hostia grande que  sirve para  la  adoración eucarística.

Notificación sobre una   profanación y moción para  realizar adoración eucarística en    desagravio.

Estimados  integrantes del Clero y  Vida Consagrada:

Un afectuoso  saludo  en el  Señor.

Con profunda   pena les  informamos de   este lamentable suceso.    La   noche del  pasado viernes 28 de octubre en torno a  las  2:00  a.m., algunas personas malintencionadas  irrumpieron por   la fuerza en la Rectoría de San  Camilo     de   Lellis     (colonia   San  Camilo,     Mérida)    realizando un   serio  acto de  profanación.

El  rector de esta iglesia, el  R. P. Juan Leonardo Navalón MSP  (de  la  Congregación de los Misioneros  Servidores  de la    Palabra),   informó que los infractores forzaron los barrotes de uno de  los ventanales  del  templo por  donde ingresaron.

Luego de hallar  la  llave del sagrario,  lo trasladaron fuera, lo abrieron y  arrojaron la  Sagrada Eucaristía  por el suelo;  además sustrajeron y robaron el viril con la hostia grande que  sirve para  la  adoración eucarística.           

Entre las  medidas  que  se   han  tomado,  se  notificó  a la policía  y  se ha  levantado  la  denuncia ante  la Fiscalía.   También     la    tarde del   sábado  29 se  ha  celebrado la misa  de desagravio  en presencia  de un numeroso   grupo de   feligreses, y presidida  por  el   Vicario     General de la Arquidiócesis, el  Pbro. Candelario  Jiménez  en  representación  de  Mons. Gustavo Rodríguez que se  encuentra  fuera de la    ciudad.

Ante esta situación desconcertante  el Sr. Arzobispo ha lamentado   lo sucedido y nos  pide como iglesia local de Yucatán, manifestar nuestra unión y solidaridad a  través  de la oración  de reparación  por las   faltas cometidas,  y  de manera especial  nos invita   especialmente  a que el  próximo jueves  3  de noviembre  en   cada comunidad  parroquial se realice y ofrezca   la  adoración  al  Santísimo  en  desagravio  por   esta  profanación contra la Sagrada Eucaristía.      

 A   su   vez  también    nos  exhorta  a  estar  mucho  más  atentos  en   el  cuidado    y    seguridad  de   los  sagrarios   de    nuestras  iglesias,   recordando  lo    que   nos   dice  el    Código de  Derecho Canónico:  

        938 §    3.   El   sagrario   en   el   que  se   reserva habitualmente  la santísima  Eucaristía debe ser  inamovible,   hecho de materia    sólida     no   transparente,    y     cerrado    de   manera     que  se   evite  al  máximo el peligro de profanación.

   938   §     5.   Quien cuida de la  iglesia  u   oratorio  ha  de  proveer  a  que se  guarde con  la mayor diligencia   la  llave del sagrario    en    el    que   está  reservada  la santísima   Eucaristía.

        Como   Arquidiócesis  de  Yucatán    reprobamos contundentemente este acto  de   profanación, pedimos  perdón a nuestro  Señor      Jesucristo por  las  ofensas    cometidas  contra su cuerpo Sacramentado, nos   solidarizamos en la  oración  con   la  comunidad  de  san   Camilo de Lellis,   y   rogamos  a  Dios  Padre para  que   con   su    infinita    misericordia      toque el  corazón de los  agresores  y  los mueva a     la conversión.

 

                                          Pbro. Jorge Martínez Ruz  

                                    Vocero de la Arquidiócesis de Yucatán    

hostia

También te podría gustar...

Comentários no Facebook