España logra en Cartagena el apoyo de Iberoamérica sobre Gibraltar

El Rey Felipe VI, flanqueado por los presidentes de México, Enrique Peña Nieto, (i) y Colombia, Juan Manuel Santo

El Rey Felipe VI, flanqueado por los presidentes de México, Enrique Peña Nieto, (i) y Colombia, Juan Manuel Santo


Al final se impuso el ambiente conciliatorio sobre Venezuela: la iniciativa de Perú se desinfló y Nicolás Maduro se quedó en Caracas

La Cumbre Iberoamericana de Cartagena de Indias terminó este sábado con un hecho histórico. España había pedido por primera vez a sus antiguas colonias -y al resto de los países iberoamericanos- que la ayudaran a resolver una situación colonial actual, y éstas ofrecieron su apoyo sin fisuras. En concreto, España pidió a Iberoamérica que la ayudara a poner fin al contencioso de Gibraltar, y los 22 países de la Comunidad dieron su apoyo a la propuesta española. Primero lo hicieron los ministros de Asuntos Exteriores de los distintos países y quedaba pendiente para el resto de la jornada de ayer (de medianoche en España) que lo formalizaran los jefes de Estado.

A media tarde, el ministro Luis de Guindos confirmó que ese apoyo ya se daba por hecho. De Guindos ejerció de ministro de jornada durante el viaje del Rey a la Cumbre Iberoamericana, ya que el titular de Asuntos Exteriores y Cooperación, José Manuel García-Margallo, se tuvo que quedar en Madrid para poder dar su apoyo a Mariano Rajoy en la votación de investidura que ayer se celebró en el Congreso de los Diputados.

Por primera vez en 25 años, España había pedido un apoyo de estas características a los 22 países de la Comunidad Iberoamericana, y éstos se lo dieron. Hasta ahora, las autoridades españolas no habían querido recurrir a este foro para recabar este tipo de apoyos, como venía haciendo Argentina con las Malvinas; pero tras la decisión británica de abandonar la Unión Europea, España considera que ahora tiene libertad para actuar en foros distintos a la Unión Europea o Naciones Unidas.

Comunicado especial 

Las autoridades españolas presentaron un comunicado especial en el que se insta al Reino Unido a solucionar el contencioso histórico a través de un diálogo bilateral con España, que Londres se niega a abrir. En el comunicado, los 22 países iberoamericanos apoyan que el diferendo se resuelva por la vía del diálogo entre Reino Unido y España y señalan que la fórmula de cosoberanía puede ayudar a solucionar el problema creado tras la decisión de Reino Unido de abandonar la UE, según explicó en Cartagena de Indias el secretario de Estado de Cooperación Internacional y para Iberoamérica, Jesús Gracia.

Solo once jefes de estado

Este fue el asunto más novedoso para España de cuantos se trataron en la XXV Cumbre Iberoamericana, un encuentro que sólo logró reunir a once de los veintidos jefes de Estado iberoamericanos. Al parecer, el rechazo en referéndum de los Acuerdos de Paz firmados hace un mes en esta misma ciudad disuadió a algunos mandatarios de acudir a la nueva cita, que tenía como lema juventud, educación y emprendimiento.

Aunque en un momento dado, el interés político de la Cumbre estuvo a punto de dispararse con una iniciativa contra el régimen de Venezuela, al final la ofensiva se desinfló y se impuso el deseo mayoritario de evitar que la Cumbre se convirtiera en un terreno de enfrentamiento.

La alerta se disparó cuando el presidente de Perú, Pedro Pablo Kuczynski, pidió que se activara la Carta Democráctica de la Organización de Estados Americanos contra Venezuela, lo que significaría su expulsión de la OEA. En cuanto esta petición llegó a los oídos del presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, que no tenía previsto desplazarse a Cartagena de Indias, éste anunció que haría las maletas y acudiría a la Cumbre a defenderse. Incluso, se le estuvo esperando durante toda la mañana de ayer. Pero finalmente Maduro no acudió, envió a su ministra de Exteriores, Delcy Rodríguez, y de la iniciativa de Perú apenas volvió a hablarse en público.

De Guindos, en su faceta provisional de ministro de jornada, explicó que, al final, se había buscado un ambiente conciliatorio. En estos momentos -relató- creo que hay un planteamiento de respeto a lo que son las decisiones internas, pero tambien de avanzar desde el punto de vista de lo que es esa cooperacón, ese dialogo democratico. En este tipo de cumbres, lo fundamental es intentar avanzar todos juntos en una senda.

También te podría gustar...

Comentários no Facebook