Analizan relación entre migración y lengua maya

analizan5
Especialistas de la región realzan el patrimonio intangible.

Mérida, Yucatán, 21 de octubre de 2016.- La lengua maya y el español han experimentado en Yucatán una especie de bilingüismo con características muy particulares, lo que ha derivado en el surgimiento de variantes lingüísticas de ambos idiomas, reflejo del fenómeno de migración en la región, coincidieron investigadores y académicos.

El marco del coloquio “Aproximaciones diacrónicas al maya y el español en la Península de Yucatán”, que se desarrolla dentro de la quinta edición del Festival Internacional de la Cultura Maya (Ficmaya), los especialistas analizaron la epigrafía de la milenaria civilización y los laberintos que encierra dicho bilingüismo, así como otros temas que resaltan la importancia del patrimonio intangible.

Rebeca Barriga Villanueva, profesora e investigadora del Centro de Estudios Lingüísticos y Literarios (CELL) del Colegio de México (Colmex), explicó la complejidad de ambos idiomas durante su ponencia “Laberinto”, en la cual abordó la historia del maya y compartió reflexiones en torno a estas lenguas, a fin de dar a conocer su significado integral.

“El maya se revitaliza en algunas zonas y se pierde en otras, estos fenómenos se deben a la migración. Los factores históricos que suelen desencadenar el fenómeno de las lenguas en contacto son variados: expansión, unificación, política, colonialismo, y en el centro de ellos está la migración, que supone la movilidad de comunidades reducidas”, apuntó.

Asimismo, agregó que un laberinto emerge cuando se dan diversas variantes en una lengua y dentro de la búsqueda de los lingüistas por estudiar y conocer el significado de las palabras se ha descubierto que todos los niveles son afectados, desde el fonético, pasando por el fonológico y el pragmático.

“El impacto en lo lingüístico puede ir desde la creación de nuevas variedades ya intermedias como los pidgins, es decir, una lengua simplificada y usada por individuos de comunidades que no tienen un dialecto en común, o  consolidadas en un nuevo sistema, como los criollos. El maya no es sólo uno, es grande con sus variantes, pues no todos hablamos igual, por eso se puede decir que es un fenómeno multifacético”, manifestó.

El coloquio, que se desarrolló en el Museo Regional de Antropología Palacio Cantón, también le dio lugar al análisis de epigrafías mayas a cargo de la doctora en Lingüística por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Idanely Mora Peralta.

La especialista, además hacer un repaso por la historia y el impacto de la lengua origen, analizó el contexto en el cual emergieron esas herencias culturales, a través de su participación con la conferencia “El español a través de los textos escritos por mayas”.

Estas actividades académicas permitieron crear un foro de reflexión entre especialistas, antropólogos y maya hablantes de la entidad, quienes catalogaron este espacio, con una duración de dos días, como un acierto del Ficmaya, cuyo tema central este año es “De la lengua a la imaginación”.

También participaron investigadores de Quintana Roo, la Ciudad México y del Instituto Nacional de Antropología e Historia, (INAH), entre los que se encontraron Fidencio Briceño Chel, recipiendario en esta edición de la medalla “Yuri Knorosov”, así como María Elena Vega Villalobos y Beatriz Arias Álvarez de la UNAM.

También te podría gustar...

Comentários no Facebook