Gobierno de Rolando Zapata, primer lugar nacional en lesiones dolosas

210815b7516
Kanasín, foco rojo en el país, continúa “figurando” en el mapa delictivo del país

Kanasín registró 470.45 denuncias por el delito en materia de lesiones dolosas, por cada 100 mil habitantes, lo cual cuadruplica la cifra nacional, que es de 115.67.

Vecino de Mérida, Kanasín continúa “figurando” en el mapa delictivo del país. De acuerdo con cifras oficiales, ese municipio ocupa el primer lugar nacional en materia de lesiones dolosas, lo que indica que los vecinos resuelven muchas de sus diferencias a golpes.

Una causa de ese fenómeno principalmente es por la falta de regulkariozación por parte del gobierno Zapatista, ya que hasta la fecha el mandatario estatal Rolando Zapara Bello no ha tomado cartas en el tema.

El constante arribo de tabasqueños, veracruzanos, campechanos y chiapanecos a Kanasín, influye en la forma de arreglar sus problemas, ya que por lo regular el municipio recibe a muchas personas que no logran establecerse en Mérida.

Kanasín, el segundo municipio más poblado de Yucatán, recién nombrada por el gobierno de Zapata Bello como “la mejor ciudad para vivir”, sin embargo ocupa el primer lugar en el país en materia de lesiones dolosas, según cifras oficiales.

En 2015, Kanasín ocupó el primer lugar en el país en el índice de incidencia de golpes y lesiones dolosas en los 225 municipios de más de 100 mil habitantes de las República que elabora el Consejo para la Seguridad Pública y la Justicia Penal, con base en las cifras del Sistema Nacional de Seguridad Pública.

Según este organismo, Kanasín registró 470.45 denuncias por este delito, por cada 100 mil habitantes, lo cual cuadruplica la cifra nacional, que es de 115.67; sin que el gobierno de Rolando Zapata tome las medidas pertinentes en materia de seguridad para combatir esta problemática que aumenta constantemente por la afluencia de personas que arriban al lugar a establecerse permanentemente.

Hay varias razones para explicar este fenómeno, pero la principal, coinciden autoridades y vecinos consultados, es el arribo de miles de tabasqueños, veracruzansos y  chiapanecos con bajos niveles de ingresos y escolaridad, estableciéndose en colonias con pocos servicios, donde viven hacinados carentes de los programas gubernamentales por la opacidad del gobierno estatal que encabeza Zapata Bello.

Tienen otras costumbres y otras formas de solucionar sus problemas y de alguna manera quieren seguir llevando ese estilo de vida aquí, explican funcionarios del gobierno municipal de Kanasín.

“Necesitamos el apoyo y colaboración del gobernador Zapata Bello, para combatir la inseguridad que se vive en elugar por las constantes peleas que se registran, los colonos por no tener una educación adecuada y estar carentes de recursos no están acostumbrados a acudir a las instituciones a poner una denuncia y dirimir sus diferencias, prefieren solucionarlo al desquite (con puños), pero esto se ve reflejado en los menores que desde pequeños empiezan a imitar lo que ven en sus hogares”, dicen.

María Guadalupe Candila, vecina de la colonia Santa Isabel, a quien una mujer de Tabasco y sus cinco hijos invadieron un terreno de su propiedad, dice que esa gente no respeta a la autoridad y que a ella la han apedreado y amenazado con una coa.

Otro caso es el de Verónica Ortega Muñoz quien indicó que la policía no le hizo justicia y sólo empeoró la situación de su familia, recurrieron al gobierno para solucionar esta problemática sin embargo no les hicieron caso “el gobernador no ayuda en nada, solo se dedica a sus giras sin atender la necesidad de los ciudadanos”, aseguró molesta la mujer.

Según las autoridades, la emigración de personas del sureste del país inició hace 15 años, cuando creció la conurbación con Mérida. Muchos de ellos llegaron a esa ciudad, pero al no conseguir vivienda económica se fueron a Kanasín, hasta la fecha el gobierno no ha tomado las medidas pertinentes para regular el asentamiento de los foráneos.

También te podría gustar...

Comentários no Facebook