No dejemos que Yucatán se perfile en la lista de lugares peligrosos Feminicidio

jazmin
Mérida Yucatán a 4 octubre 2016.-
Esta intervención en la máxima tribuna del Congreso es con la finalidad de denunciar los actos que recientemente han retumbado en nuestro Yucatán, más en concreto me refiero a los hallazgos lamentables de dos mujeres que fueron encontradas sin vida, una de ellas hallada el pasado fin de semana en playas del municipio de Telchac Puerto, la cual fue declarada muerta por asfixia por sumersión y la otra, una fotógrafa canadiense de 74 años de edad que murió a causa de asfixia por estrangulamiento, esta última encontrada el viernes 30 de septiembre en un tramo de la carretera Mérida-Cancún, según datos ofrecidos por la Fiscalía General del Estado.

Estos recientes casos se suman a los pasados asesinatos de mujeres en el estado, lo que nos lleva a reflexionar en dónde estamos parados en los temas como el feminicidio y la seguridad.

Hace pocos meses, fue aprobado en medio de una descarada estrategia mediática el programa “Escudo Yucatán” que costo el endeudar a la sociedad yucateca por hasta mil quinientos millones de pesos en nombre de la seguridad. Los resultados no se han visto y los casos que se han dado: Tekax, Chablekal, los ataques a operadores de Uber y más recientemente los mencionados homicidios, por citar los más relevantes, nos hacen dudar con justa razón de su eficacia.

En Yucatán, solemos complacernos con los altos niveles de seguridad en los que vivimos, al menos eso fue lo que anunció el gobernador ayer por la mañana, pero no podemos cerrar los ojos ante los hechos, en los que cada vez y con mayor frecuencia somos presas los ciudadanos. A esto le debemos sumar ahora, los crecientes asesinatos a mujeres que se han perpetrado en nuestra entidad.

A principios de este año, en el marco de los festejos por la conmemoración del centenario del Congreso Feminista, el gobernador Rolando Zapata Bello, anuncio la creación de un protocolo para el delito de feminicidio, tomando en cuenta que éste fue tipificado como delito grave desde marzo del 2014 por LX Legislatura. Fue hasta el pasado 13 de marzo, en el día internacional de la mujer, que dicho protocolo fue formalmente presentado. Es decir, tuvieron que pasar dos años y varios casos que pudieron haberse considerado como feminicidios, para que fuera creado dicho protocolo.

A pesar de lo anterior el feminicidio es un problema que aparentemente no existe en el estado de Yucatán. El tema se queda en el papel, como muchos otros. Es importante que el gobierno estatal acepte que negar públicamente los temas, como el feminicidio o la tortura, no hace que estos desaparezcan del estado. Exigimos que encuentren a los responsables de los hechos y se les castigue, también señalamos que no queremos detenciones arbitrarias de inocentes para llenar sus estadísticas, sin fabricar culpables, nos mantendremos observantes de esta situación.

En MORENA creemos que se necesitan crear políticas públicas con perspectiva de género que refuercen el recién creado protocolo; se necesita fomentar la igualdad en el terreno político y social, de la cual el gabinete actual es una clara muestra de la falta de ella. Es esencialmente importante que se acepte la problemática de la presencia de tal figura del feminicidio en Yucatán, para de esta forma, poder hacerle frente a este conflicto, recordemos que en Chiapas, Chihuahua, Ciudad de México, Guerrero, Jalisco, Estado de México, Nuevo León, Oaxaca, Puebla y Sinaloa tampoco había feminicidios, y ahora encabezan las listas con mayores números de este delito, no dejemos que Yucatán se perfile para figurar en la lista de lugares peligrosos para nosotras las mujeres y para ninguna persona.

También te podría gustar...

Comentários no Facebook