Vacunación y esterilización de mascotas son medidas recomendables para prevenir la rabia

27-04-2015-2

·         Vacune a sus mascotas en las campañas de vacunación antirrábica que se realizan cada año

·        Fomente la tenencia responsable de mascotas no sólo con la vacunación, también con la esterilización de las mismas para evitar que perros y gatos proliferen las calles 

El 28 de este mes es el Día Mundial de la Rabia, por lo que el doctor Jorge Martínez Torres, jefe de Prestaciones Médicas del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Yucatán, explica que es una infección viral mortal que se propaga principalmente por medio de animales infectados, a través de saliva que penetra en el cuerpo, ya sea por una mordedura o un corte en la piel. 

El virus viaja desde la herida hasta el cerebro donde causa inflamación, la cual provoca los síntomas de la enfermedad. El período de incubación varía entre 10 días y siete años, pero el promedio es de tres a 12 semanas; además de que depende de la magnitud de la herida, el sitio de la laceración con relación a la cantidad de nervios y la distancia del cerebro, y la cantidad de virus introducidos. 

La rabia es una infección que puede afectar a casi todos los mamíferos, aunque actualmente el perro es el transmisor más frecuente; también son susceptibles las vacas, gatos, cerdos, zorros y murciélagos, entre otros. 

Los síntomas pueden abarcar: babeo, convulsiones, sensibilidad en el sitio de la mordedura, excitabilidad, pérdida de la sensibilidad y de la función muscular, fiebre, espasmos musculares, entumecimiento y hormigueo, dolor en el sitio de la mordedura e inquietud, además de hidrofobia (la persona sufre espasmos violentos cuando ve o trata de beber agua). 

Ya que el perro es el animal que más se domestica, es importante reconocer los síntomas de la rabia, subrayó Martínez Torres, jefe de Prestaciones Médicas, y precisó:  en un principio se manifiesta provocando una alteración en su comportamiento. Un perro dócil puede volverse agresivo y hasta morder al dueño; en tanto que uno de carácter bravo, puede mostrarse triste y pasivo. 

Estas alteraciones corresponden siempre a una de las dos formas de la enfermedad: la furiosa y la muda. Frecuentemente, el perro presenta los dos tipos de manifestaciones: en la forma furiosa, además de la agresividad, el perro se muestra inquieto, casi no descansa, es atacado por alucinaciones visuales, su ladrido se vuelve ronco y va acumulando gradualmente una baba en las comisuras del hocico. 

Come cosas como piedras o tierra; camina al azar, ataca y muerde a personas y animales. Después de esto, la enfermedad puede matarlo, si no es así, es atacado progresivamente por la parálisis y convulsiones, que culminan con la muerte entre el cuarto y el séptimo día. 

En la rabia tipo muda, el perro, al principio parece estar muy triste, aunque se muestre agitado y camine sin parar de un lado a otro. El gato rabioso, por su parte, generalmente busca reposo y oscuridad. 

Las personas pueden adquirir el virus de la rabia a través del contacto con la saliva del animal enfermo. Esto quiere decir que no necesariamente debe ser mordido: basta que una herida, rasguño profundo o quemadura en la piel entren en contacto con la saliva del animal rabioso; tanto en las personas, como en los animales, cuando los síntomas del mal se manifiestan, ya no hay cura. 

La vacuna antirrábica se administra a las personas que hayan estado en contacto con un animal que pueda tener rabia o hayan sido mordidos. Hasta la fecha, representa el único tratamiento efectivo para la rabia. 

Si sufre de una mordedura de algún animal que puede ser transmisor de rabia, trate de reunir toda la información posible sobre el mismo y llame a las autoridades locales para capturarlo de manera segura. Si hay sospecha de rabia, se vigilará en busca de signos de esta enfermedad. 

Para ayudar a prevenir la rabia, evite el contacto con animales que no conozca, vacúnese si trabaja en una ocupación de alto riesgo o viaja a países con una alta tasa de esta enfermedad; además de vacunar a sus mascotas contra el virus en las campañas de vacunación antirrábica que se realizan cada año. 

De igual forma, es importante fomentar la tenencia responsable de mascotas no sólo con la vacunación, también con la esterilización de las mismas para evitar que perros y gatos proliferen las calles.

También te podría gustar...

Comentários no Facebook