Tianguis y mercado públicos

thumbnail_20160826_093523
El tema de los mercados públicos y de los tianguis requiere por parte del municipio, no únicamente de ser escuchados,  sino también de generar condiciones de participación directa tanto de proveedores como de demandantes de estos servicios. Por lo que consideramos:

 En lo que concierne a los Tianguis.

En Movimiento Ciudadano Yucatán existe plena claridad y conciencia,  de que   el mercadeo en tianguis itinerantes, es una  actividad de gran complejidad. Por la incesante demanda de ingreso de una creciente y más longeva población así como  por los intereses que se han coludido con el paso del tiempo y de las distintas administraciones municipales. Por lo que consideramos que  es el momento de construir los consensos y atreverse a la realización de proyectos que eviten conflictos que de muy diferentes maneras pudieran afectar a la ciudadanía meridana. Por eso Proponemos:

 Quienes se dedican a la informalidad asuman toda una serie de responsabilidades para con ellos y con la ciudadanía en el sentido de ceñirse a compromisos específicos (cumplir con las normas sanitarias que correspondan; venta de productos plenamente legales; adecuado manejo de los residuos que  generen y se generen con el consumo de sus productos; cumplir con las normas oficiales correspondientes)  que den plena garantía que su actividad no se convertirá en una proceso que cobije ilegalidades o hechos de carácter  delincuencial.

 En tanto que las autoridades municipales deberán de comprometerse a sanear las distintas esferas de la estructura municipal,  que de manera directa o indirecta han hecho del crecimiento de la economía informal en el municipio un mecanismo de enriquecimiento o de financiamiento de actividades mediante las cuales, de manera perversa, han garantizado que no se afecten los intereses que comparten  los líderes  de tianguistas y ambulantes con las autoridades municipales que han estado y están involucradas. Así como de dotar con los recursos que se le cobren, a los y las tianguistas de los servicios necesarios que inhiban el desaseo, el descuido y la afectación de los espacios púbicos en los que se instalan periódicamente.

Por eso el día de ayer en sesión de la comisión de gobierno, presentamos nuestro proyecto de regulación de tianguis y lo llamamos: Instructivo de operación de los tianguis en el municipio de Mérida.

En él contemplamos temas de mercadeo, protección civil, padrones reales y cobranzas directas, así como también la supervisión de la dirección de Desarrollo Económico, y la integración de los espacios públicos a actividades diversas y el respeto a la movilidad del peatón. Los reglamentos de ahora en adelante, no pueden ser tan simples que pierdan de vista la visión integral de todos los aspectos que conforman una ciudad más amable con sus habitantes. Así mismo, hay que tomar en cuenta los espacios para ya existentes.

 Se debe de revisar la situación de todos y cada uno de los mercados públicos existentes en Mérida para, en su caso,  poder ocupar los espacios que están ociosos o sin  ocupar con tianguistas que estén dispuestos a comprometerse e insertarse en un ámbito ocupacional de mayor estabilidad.  Así como también se debe de contemplar, con seriedad y responsabilidad,  la construcción de más mercados públicos. Sobre todo en los más recientes desarrollos urbanos del municipio (Héroes, Las Américas, Caucel y Tixcacal-Opichen por citar algunos) y  ofrecer como alternativa estos espacios para los tianguistas que deseen dejar la informalidad.

II Alternativas para los mercados públicos de Mérida.

En la últimas tres décadas, los gobiernos municipales han inducido el descuido, la desatención y el abandono de los mercados públicos de Mérida. Sin considerar la importancia de estos como espacios de encuentro e identidad comunitaria.

Por lo que Movimiento Ciudadano en Yucatán considera en aras de ir reposicionando en la preferencia de los consumidores tanto oriundos como emigrados que se lleven a cabo las siguientes acciones:

 Remozar integralmente y erradicar las actividades (prostitución tanto masculina como femenina, exorbitante venta de alcohol en las inmediaciones y desmedida tolerancia con el comercio ambulante) que ponen en riesgo la integridad física tanto de usuarios como de locatarios.

  Concesionar los locales  que han sido abandonados  o están sin usar por parte de los concesionarios originales. Y se reasignen a quienes tengan la plena disposición de explorar alternativas con las que les dé plena funcionalidad a los espacios sin utilizar.    

  Alentar la llegada de potenciales consumidores mediante la habilitación de áreas en las que se proporciones distintos servicios municipales o estatales dadas las excelentes relaciones que guarda el Presidente Municipal con el Gobernador del Estado.

   Difundir la importancia de estos centros no únicamente como proveedores de bienes y servicios. Si no también como espacios de encuentro, identidad y cohesión social.

 Un bien no tangible que pudiéramos ofrecer a los turistas, seria precisamente la existencia de mercados públicos que denoten mantenimiento, atención y calidad de servicio. No hay que olvidar que los mercados públicos se localizan fundamentalmente en el primer y el segundo cuadro del Municipio de Mérida.  La tarea es grande y solo nos quedan unos meses para iniciarla. Vamos arrancando acciones que nos hagan llegar a este resultado.

También te podría gustar...

Comentários no Facebook