Evita estas enfermedades comiendo mango

Mangos
El mango o melocotón de los trópicos, como algunos les llaman, es una fruta de pulpa carnosa y dulce, que además de deliciosa también es altamente nutritiva; por eso es recomendable que no falte en tu mesa.

Para sorpresa de muchos, 83 % de la composición del mango es agua, y a pesar de su sabor dulce nos aporta pocas calorías y azúcares fácilmente asimilables por el organismo. Es una excelente fuente de vitaminas A y C, cobre, potasio, hierro y fibra; lo que le otorga propiedades antioxidantes.

Si debes llevar una dieta baja en grasas, el mango es ideal para controlar tu peso. Además, combate la fatiga y la anemia, por lo que es indispensable para subir las defensas. A continuación, te contamos algunas de los males que puedes evitar al incluir a esta tropical fruta en tu dieta:

Estreñimiento. Su fibra ayuda a combatir el estreñimiento. Además, su consumo habitual limpia el colesterol de nuestra sangre.

Diabetes. Comer mango ayuda a controlar los niveles de glucemia en la sangre, por lo que es muy recomendable para prevenir la diabetes.

Asma. El beta-caroteno, que se encuentra en el mango, es un nutriente que reduce el riesgo de desarrollar problemas respiratorios como el asma.

Osteoporosis. La vitamina K presente en los mangos es importante para mejorar la absorción de calcio para nuestros huesos.

Enfermedades del corazón. La fibra y el potasio que contienen los mangos ayudan a prevenir enfermedades cardiovasculares.

Resequedad capilar. Los mangos contienen vitamina A, un nutriente necesario para la producción del sebo que mantiene el cabello hidratado. (Eme de Mujer)

También te podría gustar...

Comentários no Facebook