Control prenatal, vital para evitar los efectos del zika

enbaraz
Mérida Yucatán a 31 enero 2016.-
La infección por virus del zika es preocupante para las embarazadas de Yucatán, ante los posibles efectos congénitos que tendría el producto, afirmó el epidemiólogo Salvador Gómez Carro, quien descartó el aborto como la mejor vía para evitar las complicaciones.

Afirmó que un control prenatal más estricto sería una de los métodos más eficaces para evitar esta enfermedad, sin descuidar la importancia de fortalecer la campaña de control del mosco aedes aegypti, vector del dengue y chikungunya, el fomento de la cultura de la prevención entre los yucatecos y la participación de la ciudadanía para disminuir los criaderos del díptero.

Una embarazada no necesariamente tiene que recurrir al aborto para evitar los efectos del zika, como posibles malformaciones congénitas”, expresó.

Por lo pronto, en Brasil hay una relación de neonatos con microcefalia, cuyas progenitoras presentaron los cuadros del zika, pero hasta por el momento “sólo es una relación pero no la causa”.

Ante la aparición de tres casos sospechosos en Yucatán, el jefe de la Unidad de Vigilancia Epidemiológica del Hospital General “Dr. Agustín O’Horán”, hay una preocupación entre los habitantes sobre esta enfermedad proveniente de África, la cual, generalmente es leve aunque autolimitante, con duración de dos a siete días.

La preocupación es mayor entre las mujeres, principalmente, las embarazadas, ante las posibles malformaciones congénitas que pueda tener su hijo, por lo que recomendó estar atentos ante la aparición de cualquier cuadro clínico similar al dengue, pues la infección por virus zika se caracteriza por la conjuntivitis y la mácula o pápula.

Gómez Carro expresó que la enfermedad produce inmunidad, por lo que la persona infectada ya no volverá a sufrir de Zika.

“Luego de padecer el zika, la persona produce anticuerpos y se crea una memoria inmunológica de por vida, por lo que ya no volvería a padecer los efectos de este mal”, acotó.

Resaltó la importancia de proteger el medio ambiente y mejorar las condiciones higiénicas, ya que ello disminuiría la presencia del vector del dengue, el zika y la chikungunya.

Expresó que Yucatán está en la fase de vigilancia epidemiológica ante posibles casos clínicos, pues aparentemente hay tres casos, cuyas muestras fueron enviadas al Instituto Nacional de Referencia Epidemiológica (INRE) de la Secretaría de Salud federal.

Finalmente, dijo que se estima que cuatro de cada cinco pacientes son sintomáticos, por lo que el restante presenta fiebre, exantema, conjuntivitis no purulenta, y artritis, principalmente en pies y manos, que aparecen entre tres y 12 días después de la picadura del mosquito infectado.

Otros síntomas son mialgias, artralgias, cefalea, dolor de ojos, edema en miembros inferiores, dolor abdominal y vómito.

El tratamiento consiste en aliviar el dolor, fiebre o cualquier otro síntoma que cauce molestia al paciente, ya que no hay vacuna específica contra el microorganismo, concluyó.

También te podría gustar...

Comentários no Facebook