Llegan matemáticas del Cimat a Yucatán

UFMerida_render1
México, DF. 28 de enero de 2016.-
 Enclavado en la selva de la Península de Yucatán, el Centro de Investigación en Matemáticas (Cimat) hace honor al legado de los antiguos mayas en torno al conocimiento de las matemáticas.

Instalada dentro del Parque Científico Tecnológico de Yucatán (Pctyuc), la unidad Mérida se erige entre la vasta vegetación de la zona con el propósito de realizar investigación de excelencia, formar recursos humanos de calidad y contribuir en proyectos de alto impacto social para la región.

A unos meses de que las instalaciones de la nueva unidad foránea abran, su director Adolfo Sánchez Valenzuela comparte con la Agencia Informativa Conacyt la importancia de que este centro público de investigación del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) forme parte del ambicioso ecosistema científico y tecnológico en la entidad.

El proyecto —que mantiene una estrecha colaboración con la Universidad Autónoma de Yucatán (Uady)— fue concebido para sumar las fortalezas del Cimat a los proyectos que incube el parque, pues para todas las ciencias es indispensable la aplicación y contribución de métodos y modelos matemáticos para lograr sus objetivos siguiendo rutas de pensamiento lógico, sistemático y estructurado.

Actualmente, el Cimat unidad Mérida está conformado por un equipo académico pequeño pero muy sólido encabezado por el doctor Sánchez Valenzuela. Hasta ahora el grupo lo integran cinco jóvenes investigadores apoyados por el programa de Cátedras Conacyt, una investigadora quien realiza una estancia posdoctoral y un estudiante de doctorado quien proviene de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

Esta planta académica competitiva imparte clases en la Facultad de Matemáticas de la Uady (que les ha brindado espacios en tanto quedan listas las instalaciones del Cimat) y además ofrece dos seminarios, uno de geometría referencial y otro de homología persistente. Además de estos se mantiene el Coloquio Conjunto de la Facultad de Matemáticas y el Cimat, el cual ha contado con la participación de académicos de diversas instituciones, tanto nacionales como extranjeras, y sesiona ininterrumpidamente los miércoles de cada semana desde septiembre de 2014 hasta la fecha.

La unidad Mérida del Cimat está financiada con recursos de Fondos Mixtos provenientes del gobierno del estado de Yucatán y del Conacyt con vigencia al 2017, además de tener apoyo del Sistema de Investigación, Innovación y Desarrollo Tecnológico del Estado de Yucatán (Siidetey).

Agencia Informativa Conacyt (AIC): ¿Cómo surge este proyecto?

Adolfo Sánchez Valenzuela (ASV): Cuando se decidió fundar el Parque Científico Tecnológico de Yucatán se invitó a instituciones de investigación y a empresas de base tecnológica con el fin de propiciar y facilitar la interacción de todos, en un modelo similar al Parque de Investigación e Innovación Tecnológica (PIIT) en Monterrey, Nuevo León.

Obra en construccion CIMATSurge a iniciativa del gobierno de Yucatán que solicitó apoyo del Conacyt, tal como ocurrió con el PIIT, cuando invitó a los centros que particularmente era importante que se asentaran ahí. Cuando fui director del Cimat me tocó la instalación de la unidad Monterrey con el diseño del programa científico y académico.

En 2013 se invitó al director del Cimat, doctor José Antonio de la Peña, a participar en el Parque de Yucatán y al ver la amplia presencia de instituciones académicas consideró que las matemáticas debían estar presentes porque es una disciplina que está en todas partes, se usa para todo y tiene todo tipo de aplicaciones. En 2014 concursamos por un financiamiento del Fondo Mixto del Conacyt con el estado de Yucatán para arrancar el funcionamiento académico de la unidad e iniciar la primera etapa de las instalaciones del Cimat en el Pctyuc.

 AIC: A raíz de la invitación, ¿cómo es que se conforma el programa científico y académico?

ASV: Una vez recibida la invitación, participamos con un proyecto específico para esta unidad. Cuando fui director del Cimat me tocó el diseño del programa científico y académico para la instalación de la unidad Monterrey. El doctor De la Peña me pidió hacerme cargo de la unidad Mérida, por una parte por la relación con los exalumnos de la Universidad Autónoma de Yucatán que ahora son profesores de tiempo completo en la facultad, así como por la experiencia de la apertura de la unidad Monterrey y, por otra parte, por buscar que un investigador con cierta experiencia directiva en instituciones académicas estuviera al frente de esta responsabilidad.

Cuando acepté, busqué integrar un proyecto que reprodujera los aciertos del Cimat de Guanajuato, como la vinculación con la Universidad de Guanajuato y su Facultad de Matemáticas, que integrara un programa importante de eventos académicos como congresos, talleres y “escuelas temáticas”, así como buscar la interacción con otras instituciones para colaborar en diferentes proyectos que sean prioritarios, tanto para las instituciones del Siidetey como para las iniciativas científicas de la comunidad y la región.

AIC: Bajo esos postulados, ¿qué líneas de investigación establecieron?

Personal CIMATASV: Resulta que para la región era importante contar con matemáticas aplicadas a problemas de enfermedades, problemas de la Tierra, problemas de tipo tecnológico y de ciencias de la computación, entre los más inmediatos. Entonces en las líneas que se plantearon estuvieron las matemáticas aplicadas desde el punto de vista de métodos numéricos, algoritmos computacionales, probabilidad, estadística, procesos estocásticos, ecuaciones diferenciales en todas sus modalidades, además de matemática básica (pura) porque esta es la que sostiene y da fundamento a las aplicaciones para múltiples problemas.

Como un primer ejemplo de vinculación potencial, describimos el caso de un empresario que requiere nuestra experiencia en criptografía para generar llaves o códigos de seguridad, típicamente, del tipo que se requieren para tarjetas de crédito. Este es un problema de matemáticas y computación que diversas áreas de una empresa podrían requerir y para el cual nosotros ofrecemos soluciones en el Cimat.

AIC: ¿Cómo arranca la vinculación con la Uady?

ASV: La idea era preservar lo que hizo que el Cimat de Guanajuato consiguiera prestigio, que fue vincularnos con la universidad y tener eventos académicos. Desde que llegamos en agosto de 2014, comenzamos a participar en la docencia regular de la facultad impartiendo cursos en las licenciaturas de matemáticas y computación. Hemos tenido un gran apoyo por parte de las autoridades de la Facultad de Matemáticas de la Uady, tanto de su directora anterior, la maestra Luci Torres Sánchez, como del actual director, el doctor Ramón Peniche Mena, ambos graduados de los programas de posgrado del Cimat hace más de 15 años.

Consideramos que impartir clases de licenciatura es también la manera de llevar alumnos a los programas de posgrado y, a la postre, a doctorarse. Entonces queremos que nos conozcan y que muchos de ellos quieran realizar sus tesis de maestría o de doctorado con nosotros porque de esa manera contribuimos a formar profesionales fuertes y bien calificados en matemáticas, estadística y cómputo científico que, como hemos dicho, son muy necesarias para el desarrollo de todas las disciplinas y de todo tipo de tecnología.

Entre los planes de posgrado pensamos en establecer el doctorado. No pretendemos competir con la Facultad de Matemáticas, que ya cuenta con dos maestrías en el Programa Nacional de Posgrados de Calidad (PNPC) en Matemáticas y en Ciencias de la Computación.

Planteamos que el doctorado sea dual con la Facultad de Matemáticas, en el que los alumnos se inscriban a ambos programas, tengan un asesor en cada institución y al final defiendan una sola tesis pero se lleven los títulos de ambas instituciones, por lo que ya tenemos un convenio marco que cobija ambos programas. Queremos abrir el doctorado en agosto próximo o, a más tardear, en enero de 2017.

 AIC: ¿Cuándo estarán listas las instalaciones?

Cimat Yucatan 16 cuadroASV: Todavía no nos hemos establecido en el parque porque se está terminando la construcción; estimamos que concluya en abril de 2017, de tal manera que desde agosto de 2014 estamos ejecutando el proyecto albergados por la Facultad de Matemáticas.

Una vez que nos mudemos a los edificios del parque vamos a seguir viniendo a la facultad a dar clase. Nuestra vinculación con la Uady está planeada para perdurar, al igual que como lo hemos hecho en Guanajuato con la universidad de ese estado.

AIC: ¿Cómo ve el arranque de la unidad Mérida del Cimat?

ASV: El inicio ha sido muy bueno, somos muy optimistas y vamos muy bien. Mi visión al escribir el proyecto es que a cinco años tengamos entre 15 y 20 investigadores de tiempo completo, aunque ello depende de la existencia de plazas para que podamos contratar académicos, preferentemente jóvenes con experiencia posdoctoral en el extranjero.

Esperamos concursar en este año para más Cátedras Conacyt porque requerimos una planta académica amplia, diversa, fuerte, bien calificada y relativamente numerosa.

Visualizamos también poder contar a mediano plazo con un “Cimatel” como el que tenemos en la sede de Guanajuato, un hotel para albergar a profesores y estudiantes visitantes; eso probó ser muy útil y abaratar muchísimo los costos de operación del Cimat en lo referente a los intercambios y colaboraciones académicas, así como en la celebración de congresos y talleres. (Agencia Informativa Conacyt)

También te podría gustar...

Comentários no Facebook