Indígenas chiapanecos se alistan para recibir al papa Francisco

6358927
El encuentro estará llena de simbología originaria, sobre todo maya, por ser predominante


México – El encuentro del papa Francisco con los pueblos indígenas, que se celebrará en el sureño estado de Chiapas durante la visita del sumo pontífice a México el próximo mes, será un evento marcado por la presencia de elementos de simbología originaria, sobre todo maya, por ser predominante.

Así lo afirmó en una conferencia de prensa Felipe Arizmendi Esquivel, el obispo de San Cristóbal de las Casas, municipio donde el 15 de febrero se desarrollará un encuentro con las comunidades indígenas.

El municipio acogerá una misa de 90,000 personas en la que, aseguró el obispo, habrá elementos indígenas como textos y cantos en diferentes idiomas o una danza ritual que sirve para la oración.

Una decisión que se ha tomado “no por folclor, sino por su contenido teológico y antropológico”, ya que estos rasgos demuestran cómo la fe se encarna en la cultura de los pueblos.

El diseño del altar también será reflejo de las raíces indígenas y en él estarán incorporadas, entre otros, la imagen de la pirámide maya de Palenque o de las Cascadas de Agua Azul de Chiapas.

“Los indígenas no pueden prescindir de su cultura, de su historia, sería perder su identidad”, aseveró Arizmendi, para quien “no hay contradicción entre las distintas formas de orar, del cariño que se le tiene a Dios”.

Durante la ceremonia se intercalará el castellano con las lenguas tzotzil, tseltal, mixe y ch’ol, tanto para las lecturas como para los cantos.

La colecta que se realice en la misa estará destinada a la construcción de dos albergues para migrantes en los municipios chiapanecos de Frontera Comalapa y Salto del Agua, porque el objetivo de la visita es “dar más vida a las personas”, no “enriquecer al papa ni a la Iglesia”, dijo el obispo.

Tras la misa, el Papa tendrá una comida acompañado por ocho representantes de los indígenas: un sacerdote, una religiosa, un seminarista, un joven, dos catequistas y un diácono junto con su esposa.

La comida, adelantó el obispo de San Cristóbal, será “muy sencilla”, y consistirá en arroz blanco acompañado de carne asada o pollo y verdura al horno.

Antes de abandonar el municipio, el papa también realizará una breve visita a la catedral, y tendrá un momento de oración frente a la tumba de Samuel Ruiz, obispo de Chiapas que fue mediador de los primeros diálogos de paz del Gobierno mexicano con la comandancia clandestina del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN).

En México existen 62 pueblos originarios, que suman una población de más de 11 millones de personas.

De momento, para la misa ya está confirmada la presencia de representantes de los estados de Yucatán, Campeche, Tabasco, Veracruz, Puebla, Estado de México y Oaxaca, además de un grupo de indígenas venidos desde Guatemala, informó Arizmendi.

Chiapas, resaltó el obispo, es el estado mexicano en el que hay un menor número de personas que se declaran católicos: mientras que en el país el 88 % de las personas se reconoce como tal, en la región el porcentaje desciende hasta el 58 %.

Además, existen conflictos religiosos de los cuales, continuó Arizmendi, el papa está enterado, por las cartas que miembros de la comunidad -sacerdotes, indígenas, jóvenes y obispos- le enviaron.

Ante esta realidad, el obispo de San Cristóbal afirmó que Francisco “es un papa muy incluyente” y que los conflictos que se viven en distintas zonas de la región son “puntuales”.

“El papa viene para todos, para tender puentes y a ayudar a la integración, dando prioridad a quienes han sido excluidos”, defendió Arizmendi.

Además de San Cristóbal de las Casas, el Pontífice visitará, en su viaje por México entre los días 12 y 17 de febrero, la capital, Ecatepec (Estado de México), Tuxtla Gutiérrez (Chiapas), Morelia (Michoacán) y Ciudad Juárez (Chihuahua), que será su última parada en el país.

También te podría gustar...

Comentários no Facebook