Ayuntamiento intensificará acciones en predios riesgosos del Centro Histórico

071A8600
Propietarios de predios riesgosos tendrán la obligación de liquidar el costo de obras de rescate para asegurar el interés público, la salud y la seguridad de los ciudadanos.

Coordinación Ayuntamiento- INAH para hacer mejoras en el Centro de Mérida traerán beneficios a los ciudadanos y al patrimonio histórico de la ciudad

Mérida, Yucatán, a 25 de enero de 2016.- El Ayuntamiento de Mérida intensificará la aplicación del Reglamento para Regularizar la Limpieza, Sanidad y Conservación de los Predios Ubicados en el Municipio de Mérida, que señala que el Ayuntamiento podrá llevar al cabo por cuenta del propietario o del poseedor de un inmueble obras o acciones que correspondan a corregirlas, quedando aquéllos obligados a liquidar el costo de ellas al Ayuntamiento, para asegurar el interés público, la salud y la seguridad de la comunidad.

Como parte de la política del alcalde, Mauricio Vila Dosal, de establecer una mejor coordinación con los tres niveles de gobierno para lograr más y mejores resultados para la ciudad, en breve la Comuna comenzará, con la anuencia de la delegación del centro INAH-Yucatán , a realizar trabajos preventivos en predios del centro de la ciudad con características de monumentos históricos a fin de prevenir posibles afectaciones a los ciudadanos pero también salvaguardar el patrimonio cultural, urbano y arquitectónico de la zona de monumentos.

Con la autorización del INAH las acciones iniciarán en nueve predios de inmuebles que presentan un grado latente de peligro, que tienen las siguientes ubicaciones: Calle 47, No. 502, entre 60 y 62; calle 42, No. 552, entre 65 y 67; calle 65, No. 394 A, entre 42 y 44; calle 65, No. 425, entre 46 y 48; calle 69, No. 413, esquina con 44; calle 48, No. 505 esquina con 63; calle 39, No. 501 B, entre 60 y 62; calle 52, No. 548 A esquina 71, y calle 52 No. 556, esquina 71.

 De acuerdo a la dependencia federal esos predios con características de monumentos históricos y colindantes a estos o con características ambientales y tipología tradicional de la zona, presentan un mal estado de conservación que requieren un diagnóstico estructural más profundo, pero que, sin embargo, se deben realizar en ellos trabajos preventivos, anteponiendo el interés público.

Entre las acciones que se realizarían en coordinación con el INAH se incluye eliminar toda la vegetación  parásita usando los métodos adecuados, eliminación de escombros y basura en azoteas, entrepisos y plantas bajas, picado de aplanados sueltos para evaluar correctamente el grado de profundidad de los agrietamientos y el apuntalamiento de los muros y demolición del pretil agrietado y de la losa de azotea hecha de vigas de hierro y de los cerramientos.

En algunos casos se realizarían colados de cadenas perimetrales de amarre de concreto armado, a fin de que se homogenice el comportamiento estructural del edificio. También se incluye la recuperación de muros y losas derrumbadas y demolidas y el desmantelamiento y recolocación de ventanas y puertas desplomadas.

Todos los trabajos contarán con la asesoría profesional necesaria del Centro INAH para el desarrollo de proyectos de intervención en los predios que correspondan.

De acuerdo con la dirección de Gobernación del Ayuntamiento de Mérida, gracias a los trabajos de detección, seguimiento y diagnóstico, la coordinación de Predios Urbanos ya logró la reparación de más de la mitad de los 29 inmuebles del Centro Histórico que fueron dictaminados como riesgo inminente durante la administración pasada.

Como se ha informado el Centro Histórico de Mérida es considerado el más grande de Latinoamérica con una superficie de 8.795 km2, con 659 manzanas en las que se ubican 3,069 inmuebles con valor histórico edificados entre los Siglos XVI y XIX; a su vez, 572 edificios son considerados Patrimonio de la Nación, de acuerdo con INAH.

También te podría gustar...

Comentários no Facebook