Especialista del IMSS Yucatán brinda recomendaciones para prevenir o tratar Cardiopatía Isquémica

 cardi
·        La hipertensión, colesterol alto,  tabaquismo y  diabetes mellitus, son los principales factores de riesgo para presentarla

·        En México, como en otras partes del mundo, la cardiopatía isquémica es una de las mayores causas de mortalidad

·       Las y los pacientes que la presentan requieren de medicación, así como modificar sus hábitos de vida 

La hipertensión, colesterol alto,  tabaquismo y  diabetes mellitus, son los principales factores de riesgo para sufrir cardiopatía isquémica, condición que se produce cuando el corazón o una parte del mismo no recibe suficiente oxígeno, debido a que la sangre no llega al mismo, señaló el doctor Jorge Martínez Torres, jefe de Servicios de Prestaciones Médicas del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Yucatán.

La causa más importante y frecuente de la cardiopatía isquémica es la arteriosclerosis, que es la obstrucción de las arterias coronarias por placas de grasa, lo cual impide el aporte de sangre al miocardio.

En México, como en otras partes del mundo, la cardiopatía isquémica es una de las mayores causas de mortalidad. Con la obesidad, el corazón también pierde su figura, ya que afecta gravemente a este órgano, poniendo en riesgo su funcionamiento y provocando complicaciones en la salud de las personas que la padecen. 

El cambio en el estilo de vida de la población, donde ha aumentado el sedentarismo y los malos hábitos alimenticios, provocó la aparición de patologías crónico-degenerativas como el sobrepeso y la obesidad, han venido a incrementar los casos de enfermedades cardiovasculares.

 La cardiopatía isquémica es una condición delicada y las y los pacientes que la presentan requieren de medicación, así como modificar sus hábitos de vida, dejar de fumar y beber si lo hacen; además de realizar ejercicio, evitar el estrés y, sobre todo, cuidar de su alimentación. 

Las y los derechohabientes pueden acudir a los módulos de PrevenIMSS, ubicados en su unidad médica familiar correspondiente para ser atendidos por un grupo multidisciplinario: especialistas en Nutriología, Trabajo Social y Medicina. 

Algunas recomendaciones muy sencillas que se deben llevar a cabo para evitar la obesidad son: en cuanto a la preparación de los alimentos, cocer al vapor, asados, a la plancha, hervidos o al horno, para evitar freír, capear o empanizar; utilizar aceites vegetales, moderar o evitar el consumo de sal; así como servirse las porciones indicadas según el grupo al que pertenezca el alimento.

No hay que olvidar que el consumo de frutas y verduras debe ser diario, así como moderar la ingesta de alimentos con alto contenido en grasas, carbohidratos y azúcares, mismos que pueden provocar el desarrollo de padecimientos como obesidad, diabetes, algunos tipos de cáncer, hipertensión arterial, infartos y enfermedad vascular cerebral, entre otros.

La alimentación correcta debe ser adecuada a las condiciones de las personas conforme a su edad, sexo y actividad física.

El especialista finalmente resaltó que en el Instituto también se brinda tratamiento contra los males isquémicos, en caso de presentarlos.

También te podría gustar...

Comentários no Facebook