Mamá denuncia y la incriminan; llevarán caso a la corte

ABOGA
TOLUCA.-
 Adriana Albrecht Figueroa lleva más de dos años en la cárcel. El poder del dinero de Javier Ortega Olive, padre de su hija, pudo hacerla pasar de denunciante a delincuente, aseguró el abogado de la mujer, quien acusó parcialidad de la administración y procuración de justicia en el Estado de México, por lo que llevará el caso a la Suprema Corte de Justicia de la Nación.

En 2010 Albrecht Figueroa denunció a Ortega Olive de actos libidinosos en contra de la hija de ambos. Para demostrarlo grabó con su teléfono celular una plática de la niña, entonces de tres años y habló de lo que su papá supuestamente le hacía.

La grabación fue presentada ante el Ministerio Público pero no procedió; Ortega fue exonerado de toda culpa y con el mismo testimonio de la niña demandó a Albrecht y desde agosto de 2013 está en la cárcel, “le volteó la tortilla”, dijo el abogado Erik Garay Bravo.

Vía telefónica desde la prisión de Temascaltepec, Albrecht Figueroa dijo que Ortega Olive -un empresario al que ella catalogó de poderosísimo- “tiene relaciones muy fuertes con gente de poder y a través de estas relaciones de poder es donde vivo en esta miasma, algo de lo que no puedo levantarme porque él viene con estos contactos y relaciones y vuelve a llevarme al mismo inicio”.

Adriana Albrecht dijo que el tráfico de influencias que Ortega Olive usó para llevarla a la cárcel y quitarle a su hija -la menor vive con Ortega Olive-, a quien extraña pues no a visto desde que está presa, “las ha tejido a través de su actividad como empresario” y mencionó que uno de los lugares donde con regularidad se reúne “con gente muy poderosa es en su rancho El Potrillo, en el municipio de Donato Guerra”.

En este “drama penal”, como lo llama Garay, Adriana Albrecht también libra un proceso en un juzgado familiar; ahí Ortega la acusa de estar loca. Por eso, la mujer está a punto de perder la patria potestad de la niña, quien en cualquier momento podría esfumarse de México, porque su padre ya consiguió que magistrados de una sala regional de esta capital permitieran que Ortega pueda tramitar y obtener el pasaporte de la niña.

Garay Bravo dijo que desde que tomó el caso advirtió todo un despliegue de recursos económicos por parte de Ortega Olive para aplastar procesalmente a su defendida; y consideró que la contraparte de Albrecht es un hombre poderoso dentro de la sociedad mexiquense.

Sin embargo, dijo que “el amparo que hemos diseñado tiene la prospectiva de llegar a la Suprema Corte de Justicia de la Nación. Estamos dispuesto a llegar al más alto tribunal del país porque estas irregularidades no pueden quedar aquí, sería irresponsable de mi parte como docente, como abogado y como persona dejar este asunto y no demostrar este tipo de irregularidades de talla constitucional”, dijo. (EXC)

También te podría gustar...

Comentários no Facebook