Vacunación, la mejor manera de prevenir el tétanos

           vacuna1
·        El germen Clostridum tetani tiene la facultad de formar esporas que son resistentes al calor, los antisépticos o los desinfectantes. Esta es la razón por la cual el tétanos no se previene con sólo curar la herida

  • El tétanos es una enfermedad grave, a veces mortal, y pese a que en los últimos años ha disminuido el número de casos en los países desarrollados, debido a los programas de vacunación que se instituyeron, siguen ocurriendo muertes en el mundo

Mérida, Yucatán. –El tétanos se transmite por medio de esporas que se introducen en el cuerpo, a través de una herida punzante contaminada con tierra, polvo de la calle o heces de animales o de personas; así como en desgarros o quemaduras.  Aunque  no se transmite directamente de una persona a otra, indicó Jorge Martínez Torres, jefe de Servicios de Prestaciones Médicas del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Yucatán. 

El tétanos es una enfermedad grave, a veces mortal, y pese a que en los últimos años ha disminuido el número de casos en los países desarrollados, debido a los programas de vacunación que se instituyeron, siguen ocurriendo muertes en el mundo, especialmente en neonatos por falta de un seguimiento y control efectivo de las inmunizaciones específicas. 

El germen Clostridum tetani requiere para su proliferación un medio anaerobio – carente de oxígeno-, y lo encuentra en el sitio de ciertas lesiones traumáticas o punzocortantes sucias, provocadas por elementos contaminados. 

Este germen tiene la facultad de formar esporas que son resistentes al calor, los antisépticos o los desinfectantes. Esta es la razón por la cual el tétanos no se previene con sólo curar la herida. 

En un clima como el de Yucatán, en el que los objetos metálicos llegan a oxidarse con facilidad, es importante que la población cuente con el esquema de vacunación antitetánico completo. La inmunidad activa se induce por el toxoide tetánico -vacuna antitetánica-  y persiste por lo menos 10 años después de la inmunización completa. 

Los síntomas de este padecimiento se caracterizan por contracciones musculares dolorosas, primero en los músculos de la cara. Este signo principal llamado trismus, se puede comprobar por el endurecimiento muscular que impide abrir la boca. Luego, pueden ocurrir contracciones en los músculos del cuello y los de tronco. 

Acompañan al trismus, el insomnio, los dolores generales que no disminuyen con analgésicos, endurecimiento de los músculos de la nuca y convulsiones. 

Se recomienda que ante una lesión punzocortante, ocasionada por un objeto sólido, sea de metal (aguja, clavo, cuchillo y alambre) o espinas de plantas, limpiar la herida con agua abundante dejándola correr por unos minutos. 

Si se cuenta con jabón, en cualquiera de sus formas, se debe volver a lavar la lesión con agua jabonosa y luego enjuagar. De contar con gasa estéril, se debe proceder a su secado para luego colocar cualquier solución antiséptica. 

Pocas situaciones tan graves, como el tétanos, son tan fáciles de prevenir. Si no está inmunizado adecuadamente, consulte con su médico en su Unidad de Medicina Familiar (UMF) o en los módulos PrevenIMSS, ubicados en las mismas UMF, para iniciar y/o completar el esquema de vacunación antitetánica.

También te podría gustar...

Comentários no Facebook